Pablo Elías González abandona su cargo como director de la UNP

El director de la entidad presentó su carta de renuncia, pero esta no fue aceptada en un principio. Sin embargo, fuentes del Ministerio del Interior confirmaron que la solicitud de salida fue recibida y aprobada.

La noticia de la renuncia de González se conoció luego de que se presentara una serie de rumores sobre su salida del cargo. Por ejemplo, del jefe de prensa de Gustavo Petro, Andrés Hernández, quien dio por hecho la renuncia de González por “aparentes casos de corrupción y las fallas en la protección”. No obstante, el equipo de prensa negó la noticia y aseguró que se trataba de un ataque de Hernández en contra de la institución por las continuas negativas a otorgarle un esquema de seguridad.

Sin embargo, cercanos a Pablo Elías González confirmaron que este sí había presentado la carta, pero el poder ejecutivo la había rechazado en un primer momento. Ahora, en la tarde de este martes, se supo que la solictud de salida sí había sido aceptada.

Pablo Elías González asumió el cargo el 3 de septiembre de 2018, tras designación del presidente Iván Duque. Antes de su llegada al cargo, el país fue escenario de una gran polémica debido a que uno de los primeros nombres sonados para asumir el cargo fue Claudia Ortiz, cercana al uribismo y crítica del proceso de paz.

Desde que llegó a su cargo, González ha enfrentado grandes retos como lo es el involucramiento a la entidad de varios exguerrilleros reinsertados para que hicieran parte de los esquemas de seguridad de los exjefes de las Farc que abandonaron las armas. La entidad ha tenido un papel importante durante el posacuerdo, ya que ha sido la encargada de brindarle seguridad a un buen grupo de reinsertados.

Por otro lado, la entidad ha sido señalada debido a los repetidos homicidios de líderes sociales y de exguerrilleros en proceso de reinserción. Entre los señalamientos en contra de la entidad está supuestas demoras en los estudios de seguridad frente a los pedidos de esquemas por parte de los líderes amenazados.

La administración de González Monguí también tuvo que afrontar la ola de violencia desatada durante la época electoral. Durante este periodo, los escoltas de la UNP tuvieron que hacerles frente a varios ataques de grupos ilegales, incluyendo la masacre de Suárez, Cauca. En este ataque, en el que falleció la candidata a la alcaldía Karina García y otras 5 personas, el único sobreviviente fue un escolta de la UNP.

Durante la oleada de violencia, el director de la UNP reconoció que la entidad no tenía los recursos suficientes recursos para afrontar el nivel de solicitudes que se vivó durante la época electoral.

“Hay más de 4.000 vehículos rodando y en este momento, tenemos una emergencia, porque no hay vehículos blindados en el mercado para suministrarnos las rentadoras. Esa es la situación que estamos viviendo. Tratamos de hacer la mejor distribución posible de la logística que tenemos, de hombres y vehículos blindados”, aseguró el funcionario durante un debate de control político en el Senado.

Entre la época electoral y los meses posteriores, la entidad liderada por Pablo Elías González también fue blanco de la violencia en regiones como el Cuaca y Chocó. Al menos tres escoltas al servicio de la UNP fueron secuestrados y asesinados por actores armados, los cuales no fueron identificados en un primer momento.

“No podemos ponerles un escolta a los escoltas. La única garantía que podemos dar es que cuando salgan a zonas que sean calificadas de riesgosas deben tomar antes medidas juntamente con Ejército y Policía o abstenerse de ir a estos lugares”, dijo González en ese momento.

Nota de la editora: Esta nota fue actualizada con la información de que Pablo Elías González saldrá de la dirección de la UNP.

Compartir: