“No hay muertos que lamentar”: balance de Claudia López sobre marchas en Bogotá

En horas de la noche de este martes, la alcaldesa Claudia López entregó el balance de las marchas por el paro nacional en Bogotá, su primera prueba de fuego al frente de unas movilizaciones que resultaron en fuertes enfrentamientos en varios puntos de la ciudad entre vándalos y fuerza pública.

Según López, ocho personas resultaron heridas, 86 fueron movilizadas al centro de protección y tres más judicializadas.

Suba, el Portal de las Américas, la zona de la calle 72 con Caracas y el centro de la ciudad fueron los sitios donde se presentaron los principales enfrentamientos, así como bloqueos en las vías, quemas de llantas y destrucción de mobiliario urbano.

El sistema Transmilenio se vio afectado por acción de los vándalos, quienes ocasionaron daños en once estaciones y atacaron 14 buses. También obstruyeron por algunos momentos la normal circulación del sistema en diferentes troncales.

También destacó que, según sus palabras, a diferencia de administraciones anteriores, “no hubo estigmatización de la protesta social, no hubo toque de queda ni militarización ni muertos como Dilan Cruz”.

La alcaldesa agradeció públicamente a la Policía por “acatar valientemente el protocolo” para afrontar las manifestaciones.

También aprovechó para fustigar al Gobierno al referirse a las motivaciones de las protestas: “la gente salió a marchar por el asesinato sistemático de líderes sociales, por las chuzadas, por las amenazas reiteradas de las Águilas Negras y por las peticiones del comité de paro. Fueron marchas ciudadanas con motivaciones válidas”.

Sobre las madres gestoras de paz, presentadas por ella misma en días pasados como una nueva metodología para afrontar las protestas, recordó que “ellas no hacen parte del protocolo, son independientes”.

Compartir: