Hallan micrófono escondido en despacho de magistrado que investiga a Uribe

El dispositivo, de unos 3 centímetros, estaba adherido a un cable negro que fue encontrado en el cielorraso del despacho del togado César Reyes, quien lleva el caso del expresidente por manipulación de testigos.

Tras el escándalo de posibles ‘chuzadas’ a magistrados, políticos y miembros de la Fuerza pública realizadas desde instalaciones militares, se conoció además que el despacho del magistrado César Reyes, quien está a cargo del proceso del senador del Centro Democrático Álvaro Uribe que se surte en la Corte Suprema de Justicia, se encontró un pequeño micrófono.

Al parecer, del micrófono se dio cuenta una de las asistentes del magistrado, quien observó un defecto en el techo y al acomodar el cielorraso se encontró con el aparato, tal como reveló Noticias Uno.

El micrófono mide más de 3 centímetros y tomaba corriente eléctrica del edificio de la avenida de Chile de la Corte Suprema de Justicia.

Hasta el momento no se conocen más detalles sobre cómo el micrófono llegó al lugar y quien lo habría ordenado.

El magistrado Reyes asumió su cargo desde el año pasado con la creación de la Sala de Instrucción del tribunal de justicia, la cual fue diseñada para garantizar la segunda instancia de los aforados.

Reyes tiene a su cargo el caso por presunta manipulación de testigos por el que el expresidente Uribe fue citado a la Corte Suprema de Justicia.

Uribe, por su parte, aún no se ha referido al tema, aunque sí calificó ‘trinó’ una información que le llegó  y la califcó como infamia.

“Otra infamia: ‘Tienen todo listo para acusar a un representante a la Cámara del CD y miembros de 2 UTL del CD que recibían reportes de supuestas chuzadas en el ejército y que esa información llegaba al expresidente Uribe’. Esa información la entregaron a ‘Semana’…”.

Lo anterior, luego de que la revista capitalina publicara el artículo de presuntas ‘chuzadas’ en el que cita que unas de las fuentes militares dijo: “Nos dieron la orden de continuar el monitoreo, los seguimientos y, lo más grave de todo, es que nos ordenaron entregar esa información directamente a un reconocido político del Centro Democrático”.

Compartir: