Piden investigar al encargado de la embarcación que transportó a Valentina González

Así lo solicitó el Comando de Guardacostas del Caribe, en Cartagena, que sostiene que el gremio de lancheros acreditados sabe que en esa zona está restringida la actividad de careteo por ser un canal de tráfico constante de embarcaciones.

El Comando de Guardacostas del Caribe, en Cartagena, sostiene que es necesario que en la investigación que se sigue por la muerte de Valentina González, se vincule a la persona encargada de maniobrar la embarcación en la que se había desplazado la joven barranquillera, pues el gremio de lancheros acreditados sabe que en esa zona está restringida la actividad de careteo por ser un canal de tráfico constante de embarcaciones.

EL HERALDO dialogó con el capitán de Navío, Jorge Herrera Meza, comandante de guardacostas del Caribe, quien explicó que “hay que involucrar también a la embarcación que llevaba a la joven Valentina y a su amigo, porque también hay una cierta responsabilidad en ese operador que debió haber dicho que no podían caretear en esa zona, porque esas capacitaciones sí se han brindado”.

Aunque no fue revelada la identidad del motorista señalado de la aparente omisión, el alto oficial aseguró que “la información sobre las restricciones la manejan las empresas autorizadas para ese tipo de actividades, por eso es muy importante investigar a la embarcación que llevaba a la joven Valentina”.

El fatal accidente se registró en las horas de la tarde de este sábado, cuando aparentemente la joven realizaba labores de careteo y fue golpeada por la embarcación.

Herrera Meza indicó que estos son hechos aislados que hay que entrar a investigar por parte de la Fiscalía y el Comando de Guardacostas para establecer de quién fue la negligencia, ya sea el yate conducido por el capitán o la embarcación en la que se había desplazado la joven.

“Es de sentido común, que si voy sobre un canal de tráfico, yo como encargado de la embarcación, no puedo permitir y debo recomendar a mi tripulación que no se realicen esas actividades de nado en esa zona”, sostuvo el capitán de Navío.

Al parecer, la embarcación en la que se había movilizado la joven Valentina tampoco contaba con los elementos de seguridad exigidos como salvavidas y otros implementos. Los investigadores manifestaron que no hallaron ese tipo de elementos, pues las labores de levantamiento se realizaron en la zona de playa y no en el lugar donde se registró el accidente, en el sector conocido como Tierra Firme.

“Cuando llegamos, el cadáver había sido movido varios metros de distancia hasta la zona de playa de Cholón, los botes también habían sido movidos, sin embargo, de manera paralela al levantamiento del cadáver se realizó la captura del capitán de la motonave que impactó con la joven barranquillera (José Gertrudis Palencia Quintana)”, indica.

Cabe señalar que en las horas de la mañana de este lunes, Palencia Quintana fue dejado en libertad, pero continúa investigado en el proceso que se sigue por el delito de homicidio culposo.

¿Qué pudo haber fallado?

Con base en las primes pesquisas al momento del accidente, la joven barranquillera se encontraba realizando labores de careteo a una distancia de la Costa de aproximadamente 300 metros, en un sector de tránsito constante de embarcaciones y con mucha profundidad para realizar de forma adecuada ese tipo de actividades subacuáticas.

“En el archipiélago de Islas del Rosario hay unos sitios muy específicos para realizar actividades de buceo; hay sitios donde se pueden utilizar veleros y yates, hay sitios que son exclusivamente playas de descanso y algunas actividades subacuáticas en donde se pueden realizar con seguridad. Todo está debidamente señalizado y las asociaciones autorizadas de turismo en la ciudad las conocen”, sostiene el capitán de Navío, Jorge Herrera.

Autoridades piden no infringir las normas

La ciénaga de Cholón es una zona marítima amplia en donde concurren turistas nacionales e internacionales a bordo de embarcaciones de menor calado que llegan allí o se dirigen a otros sitios turísticos del gran archipiélago de las Islas del Rosario, con unas velocidades reguladas por ley que oscilan entre los 3 y 8 nudos de velocidad.

“Las personas deben tomar embarcaciones que cumplan con los requisitos exigidos por la Capitanía de Puerto. La seguridad comienza desde que estamos en el muelle, utilizando la embarcación autorizada, exigiéndole al gremio de lancheros que cumpla las normas en el tema de seguridad; en el tema de suministro de chalecos salvavidas y con los medios de comunicación para que se pueda informar de manera inmediata a los Guardacostas o a la Policía, para tomar los correctivos y evitar los riesgos que se puedan registrar en el mar”, sostiene Herrera.

Las autoridades aseguraron que en las playas de Cholón y el resto de las Islas del Rosario se van a continuar con las labores de control y seguridad por parte de los Guardacostas y de la Policía, Parque Naturales y el Distrito, ahora que se nos acerca una temporada alta en la que hay que redoblar los esfuerzos.

“Por eso la Fuerza Naval del Caribe desplegó una unidad menor de superficie que está permanente brindando seguridad en Cholón y en Playa Blanca, donde permanecen activados todos los protocolos del distrito y de los demás entes que están involucrados en la atención del turismo”, agregó el Comandante de Guardacostas del Caribe, “el mensaje es que por favor tengan siempre presente que el mar es de respeto, sin duda es uno de los mejores sitios para pasar de descanso, pero al mismo tiempo hay que respetarlo”, puntualizó.

Compartir: