Alcaldía Peñalosa adjudica extensión de Troncal Caracas

Bogotá, 14 de noviembre_ RAM_La Alcaldía de Bogotá, a través del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), adjudicó la licitación para la construcción de la extensión de la Troncal Caracas, desde la estación Molinos hasta el Portal Usme, una obra de 4.2 kilómetros que beneficiará a más de medio millón de bogotanos.

“Este proyecto va a ser la mejor vía que hay en el suroriente de la ciudad. Eso va a transformar casi que psicológicamente también, porque es una avenida hermosa. Hoy lo que hay de Molinos hasta el Portal de Usme y Yomasa es una vía muy estrecha, casi sin aceras, que está totalmente embotellada. Es el único tramo de vía de Bogotá en donde los buses rojos de TransMilenio no van en carril exclusivo, sino que van por una vía compartiendo el tráfico con los demás vehículos. Hay unas 400.000 personas que se ven afectadas. Va a transformar no solo la movilidad, sino la manera de disfrutar el espacio público en el suroriente”, aseguró el alcalde Enrique Peñalosa.

La ampliación de la Troncal Caracas inicia en la estación Molinos, pasa por un costado de la Escuela de Artillería del Ejército y de la Cárcel La Picota, para conectarse con el Portal de Usme. Actualmente hay una vía de dos carriles por sentido, sin andenes ni ciclorruta, donde los buses articulados comparten el carril con los carros particulares, motos, taxis y rutas del SIPT, y en donde los peatones y ciclistas arriesgan a diario su vida transitando por esta zona.

“Es un día muy importante para las más de 500.000 personas que viven al sur de la ciudad, en las localidades de Tunjuelito, Usme y Rafael Uribe, que se van a beneficiar con la ampliación de la Caracas. Son 4.15 kilómetros que va a tener una ciclorruta, espacios para caminar, aceras de 7 metros y, por supuesto, vamos a tener el transporte público y el transporte privado organizado en ocho carriles. Cuatro carriles cada uno. Estamos muy felices, fueron dos años en los que se trabajó muy duro en los diseños y ya es la recta final. Quedó adjudicada al consorcio Caracas Sur. Estamos hablando de 407.000 millones de pesos, eso incluye 7.000 millones de pesos de los diseños”, indicó Yaneth Mantilla, directora del IDU.

El proyecto de infraestructura incluye la construcción de dos calzadas, cada una con 4 carriles, lo que permitirá que los buses articulados y vehículos particulares tengan dos carriles exclusivos por sentido. Así mismo, se construirán andenes en ambos costados, y una ciclorruta que garantizará la seguridad vial en el sector.

«Organizando el tráfico y dando prioridad al transporte público reduciremos los tiempos de traslado de los ciudadanos hasta en 45 minutos. Además, esta obra beneficiará también a los niños y jóvenes de 8 colegios y un jardín que hay en la zona, los cuales podrán llegar más rápido a sus destinos», afirmó Mantilla.

Con el proyecto se reconstruirá la estación Molinos que tendrá una zona para buses alimentadores, y un cicloparquedero con 350 cupos. Además, se construirá una nueva estación cerca a la entrada al barrio Danubio, que garantizará el acceso de los ciudadanos al sistema TransMilenio.

“También estamos dejando diseñado para una próxima Alcaldía que quiera continuar la obra hasta Yomasa, le quedan los diseños totalmente listos. Esto es progreso para la ciudad, es una obra que va a generar casi 5.000 empleos y es una obra que mejora la calidad de vida del suroriente. También es importante señalar que bordea el megaproyecto de Lagos del Tunjuelo, que dejamos también listo para que se concrete en la próxima administración”, explicó Peñalosa.

El proyecto está diseñado para darle prioridad al peatón. En todo el tramo se construirán 45.733 metros cuadrados de espacio público, las aceras tendrán hasta 7 metros de ancho, se subterranizarán la red de servicios públicos y se renovará el sistema de alcantarillado.

Este es un proyecto integral y también beneficia a los ciudadanos que se movilizan en bicicleta. En el costado oriental se construirá una ciclorruta de 3,5 kilómetros de longitud con un ancho de 2,60 metros.

La obra incluye la construcción de un puente vehicular con paso peatonal sobre la quebrada Chiguaza. Para atender la demanda de pasajeros en la Estación Molinos se reemplazará el puente peatonal existente por una nueva estructura mucho más amplia que garantizará un paso seguro.

Para dar paso al proyecto se requiere la adquisición de 85 predios, de los cuales a la fecha se han recibido 54, equivalentes al 63 % de los predios necesarios.

La inversión para este proyecto es de $399.000 millones, de los cuales $256.000 millones son para obra pública, $118 mil millones son para predios, y $24.000 millones son para la interventoría. La obra se financia a través de un cupo de endeudamiento y su financiación será otorgada por el Banco Mundial.

El proceso licitatorio, que inició el 9 de agosto y que por las políticas de transparencia del IDU contó con el acompañamiento de todos los organismos, fue adjudicado al Consorcio Caracas Sur.

Además de esta adjudicación de obra, el IDU ya adelanta los estudios y diseños del tramo 2 de la extensión de la Troncal Caracas, que irá desde el portal de Usme hasta la intersección de las Avenidas Caracas con Av. Boyacá, sector conocido como Yomasa.

El proyecto mejorará el acceso de los habitantes a 27 barrios de la localidad de Usme, quienes podrán acceder directamente a la troncal Caracas evitando el trasbordo de alimentadores.

Los beneficios de movilidad y seguridad de los usuarios serán evidentes. “Van a tener carriles exclusivos, eso permite ahorrar tiempo, es un ahorro de 45 minutos diario. Adicionalmente tenemos 8 colegios y jardines infantiles en la zona, que son los más beneficiados, pues además de tener el carril exclusivo para los vehículos, ciclorrutas y espacio público, también vamos a tener un puente peatonal y un puente vehicular que nos permiten indudablemente tener más seguridad en esa zona de la ciudad”, afirmó Mantilla.

 

Compartir: