Cómo funcionarán las nuevas cámaras «salvavidas» en Bogotá

Las cámaras inteligentes o ‘salvavidas’ como las llama la Secretaría de Movilidad de Bogotá, operarán las 24 horas del día y vigilarán y controlarán el tráfico en 50 zonas de la ciudad. En principio serán 71 dispositivos -cinco móviles-, ubicados en 41 puntos críticos de accidentalidad en las principales vías de la capital.

Las cámaras tienen la capacidad de identificar a conductores de toda clase de vehículos y motocicletas que cometan infracciones como exceder los límites de velocidad, pasarse un semáforo en rojo, mal parqueo, invasión de las intersecciones y cruces, o circular con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat) y /o la revisión técnico-mecánica vencidos.

Las cámaras ‘salvavidas’ ya están operando y a quienes violen las normas se les envían avisos informativos, pero a partir del 25 de noviembre las cosas serán a otro precio, o mejor, al precio de lo que cueste la multa. Por ejemplo, 828.100 pesos por no llevar el Soat al día o pasarse la luz roja; o 414.100 por exceder el límite de velocidad o no tener vigente la revisión técnico-mecánica.

Circular sin Soat y sin certificado de revisión técnico mecánica vigente o no haberla realizado, son conductas que las cámaras castigarán, pero a medias.
Las cámaras pierden su sentido de proteger la vida. O por lo menos se desdibuja el objetivo.

Veamos. Según el artículo 131 de la Ley 769 de 2002 (Código Nacional de Tránsito, CNT), estas dos infracciones (C-35 y D-2) además de la multa en efectivo, conlleva la inmovilización del vehículo. Pero en el caso de las cámaras ‘salvavidas’ solo se cobra la multa, lo cual indica que el conductor podrá seguir rodando con su carro contaminante o en mal estado sin ningún problema, lo cual representa un peligro para los demás usuarios de la vía, ni qué decir de los que ruedan descubiertos sin seguro obligatorio de accidentes.

Al respecto indagamos con la Secretaría de Movilidad, entidad que confirmó que solo cobrarán la sanción pecuniaria con base en un ‘concepto unificado detección electrónica de infracciones al tránsito’, según el cual, cuando se utilizan ayudas tecnológicas “es materialmente imposible proceder con la inmovilización, pues su finalidad se limita solo a la detección de infracciones”.

Para tener en cuenta

La operación de las cámaras va de la mano con la decisión de la Alcaldía de Bogotá de reducir los límites de velocidad en la ciudad en varias avenidas y en sitios críticos de alta accidentalidad. De ahí que es clave tener en cuenta que la velocidad máxima permitida en la mayoría de las grandes avenidas es de 50 Km/h. Y de 30 km/h en zonas residenciales y escolares o de alto flujo de peatones, como por ejemplo en la carrera Séptima. En ese tramo, de la calle 94 habrá 2 cámaras que controlarán que los vehículos no excedan los 30 km/h. (Ver mapa de ubicación de las cámaras y velocidades máximas permitidas).

Así mismo debe tener muy en cuenta la señalización vertical y horizontal (en el piso) que le indica con franjas blancas y azules que se aproxima a un paso peatonal. No pierda de vista los enormes cuadrantes amarillos que marcan las intersecciones o los pasos a nivel del tren. Ahí las cámaras lo estarán vigilando.

Si usted comete una infracción y esta es detectada por las cámaras, la notificación del comparendo le llegará a la dirección que tenga en el Registro Único Nacional de Tránsito (Runt). Las notificaciones también se pueden ver en la página web www.movilidadbogota.gov.co y recuerde que es obligación de los usuarios tener dicha dirección actualizada y que si comete más de dos infracciones en menos de seis meses le suspenden la licencia.

La primera cámara se instaló en el costado oriental de la avenida Boyacá con calle 53, uno de los sitios más críticos de Bogotá en materia accidentalidad e infracciones de tránsito, pero recuerde que en algunos casos puede haber hasta cuatro cámaras en una sola área, aunque estas van a estar plenamente identificadas.

Por último, la Secretaría de Movilidad indicó que los comparendos solo se aplicarán cuando se haya instalado la señalización que les avisa a los ciudadanos dónde hay cámaras instaladas, tal como ordenan la Ley 1843 de 2017 y la Resolución 718 de 2018.

Estas normas obligan a que “todo medio técnico o tecnológico para la detección de presuntas infracciones al tránsito que se encuentre en operación o que se pretenda instalar deberá contar con autorización del Ministerio de Transporte, siempre y cuando se cumpla con los criterios técnicos que para su instalación u operación”.

Los sitios críticos en accidentalidad

AVENIDA BOYACÁ

Siete zonas con cámaras. La primera en la autopista Sur y la última en la calle 169B. La velocidad máxima es de 50 km/h.

AUTOPISTA NORTE

Cinco zonas con cámaras. Empiezan en la calle 94 y la última estará en la 183. La velocidad máxima es de 60 km/h.

NQS

Tres zonas con cámaras. En la avenida de Las Américas y las calles 59 y 72.

CIUDAD DE CALI

Tres zonas con cámaras ubicadas en las calles 13, 80 y 133 A.

AVENIDA 1 DE MAYO

Dos zonas con cámaras, en la calle 45 sur.

CARRERA 10

Dos áreas con cámaras, en la calle 11 sur y calle 19. La velocidad máxima permitida es de 30 km/h en estos tramos.

AVENIDA CARRERA 68

Dos cámaras en la zona, Avenida Las Américas

CALLE 80

Dos cámaras en la carrera 102

AVENIDA CARACAS

Dos cámaras en la calle 60

LAS AMÉRICAS

Dos cámaras en la rotonda del monumento a Las Banderas

SUBA

Una cámara en la calle 139 antes de la carrera 132.

Compartir: