El peor asesino en serie de EE.UU. mató por lo menos a 50 personas, según el FBI

Samuel Little, un hombre de 79 años que fue condenado en 2014 por tres homicidios, en realidad sería el peor asesino en serie en la historia de los Estados Unidos, de acuerdo con el FBI.Little confesó 93 homicidios, la mayoría de mujeres, entre 1970 y 2005, comunicó el Buro Federal de Investigación (FBI).

Aunque los investigadores sólo han confirmado que está involucrado en 50 de ellos, creen que todas las confesiones de Little son creíbles.

El FBI armó una página web con sus recuerdos grabados de asesinatos no identificados, junto a dibujos, descritos por Little, de las personas que dice haber asesinado.

«Varias de las muertes de sus víctimas, sin embargo, fueron originalmente atribuidas a sobredosis, a causas accidentales o indeterminadas. Algunos cuerpos nunca se encontraron», escribió el FBI en la página.

Este hombre fue condenado a cadena perpetua en 2014 por tres asesinatos.

«Por muchos años, Samuel Little creyó que no lo atraparían porque nadie se había dado cuenta de sus víctimas», dijo Christie Palazzolo, analista de crímenes del FBI.

«Aunque ya está en prisión, el FBI cree importante buscar justicia para cada víctima, para cerrar cada caso que sea posible».

El exboxeador, conocido también como Samuel McDowell, fue arrestado por primera vez en 2012 en un refugio de indigentes en Kentucky y extraditado a California para enfrentar acusaciones por drogas.

Una vez ahí, pruebas de ADN lo vincularon a tres casos sin resolver, lo que los llevó en 2014 a una condena por el asesinato de tres mujeres en Los Ángeles entre 1987 y 1989.

Las tres habían sido golpeadas y estranguladas.
Condenado a cadena perpetua, Little fue trasladado a Texas en relación a la investigación de otro asesinato.
Bobby Bland, el fiscal de distrito del condado de Ector, donde se encuentra detenido Little, dijo que finalmente el hombre confesó el asesinato en 1994 de Denise Christie Brothers en Odessa, Texas.
Luego de que un policía texano llamado James Holland se ganara su confianza, Little comenzó a confesar docenas de otros asesinatos cometidos entre 1970 y 2005, dijo Bland.
La analista de delitos del FBI Christina Palazzolo dijo durante una entrevista en mayo de 2018 que Little le detalló a Holland el número de personas que había asesinado en cada lugar.
«Jackson, Mississippi – una; Cincinnati, Ohio – una; Phoenix, Arizona – tres; Las Vegas, Nevada-una…», dijo Palazzolo.
Fueron en total 90 asesinatos, de los cuales la policía ha verificado 34 hasta el momento.
«Little será confirmado como uno de los mayores, sino el mayor, asesino en serie en la historia de Estados Unidos», escribió Bland en un comunicado.
Se cree que el asesino en serio más letal en Estados Unidos es Gary Ridgway, el llamado «asesino de Green River», condenado por 49 asesinatos y quien está cumpliendo una sentencia de cadena perpetua en el estado de Washington.
El FBI aseguró que está trabajando con el Departamento de Justicia,la policía de Texas y docenas de agencias locales y estatales para ver si las confesiones de Little concuerdan con asesinatos no resueltos en todo el país.
Según el FBI, Little «recuerda a sus víctimas y los asesinatos con gran detalle» pero es «menos confiable, sin embargo, cuando se trata de recordar fechas».
Ya que sus víctimas fueron principalmente adictos a las drogas y prostitutas, en algunos casos las mujeres nunca fueron identificadas y sus muertes no fueron investigadas.
«Por otra parte, el método de matar de Little no dejó siempre signos evidentes de que la muerte fue un homicidio», dijo el FBI que explicó que, debido a su pasado de boxeador, Little solía noquear a sus víctimas con poderosos golpes para luego estrangularlas.
«Sin marcas de apuñalamiento o heridas de bala, muchas de estas muertes no fueron clasificadas como homicidios, sino que atribuidas a una sobredosis, un accidente o causas naturales», precisó el FBI.
Little creció en Ohio, dejó la escuela secundaria y vivió una «vida nómada», robando para comprar alcohol y drogas, indicó la policía federal.
Sus antecedentes penales se remontan a 1956 con arrestos porhurto, fraude, drogas y allanamiento de morada.
Fue acusado de asesinar a una mujer en Mississippi y Florida a comienzos de 1980 pero no fue sentenciado.
El FBI dijo que Little está en malas condiciones de salud y es probable que pase el resto de sus días encarcelado en Texas.
No detalló qué dolencias padece, pero The New York Times dijo que está en una silla de ruedas y tiene una enfermedad cardíaca y diabetes.
El sargento Michael Mongeluzzo, un detective de Florida, le dijo al Times que le había preguntado a Little durante un interrogatorio cómo había evitado ser arrestado durante todos estos años.
«Puedo entrar en mi mundo y hacer lo que yo quiera», contestó Little según dijo Mongeluzzo.
AFP
Compartir: