“Restitución de tierras resultó ser más mala que guerrilla y paras”: Anuc

La Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Sucre asegura que el proceso tuvo fallas en la caracterización. “Vino a generar enemistades”, dice su vocero en ese departamento.

Cuando el Gobierno colombiano tuvo la iniciativa de contar con una ley de restitución de tierras lo hizo con la finalidad de devolverle a los campesinos las tierras que los entonces grupos armados ilegales vigentes desde los años 90 les habían quitado, en algunas ocasiones a la fuerza, pero eso no se ha cumplido de esa forma en todo el país.

En el caso de Sucre, asegura la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (Anuc), lo que esta Ley logró fue enfrentar a los campesinos entre sí, de allí que Héctor Conde Ibáñez, presidente de esta agremiación en el departamento, sostiene que la “1448 resultó ser más mala que la guerrilla y los paramilitares”.

De ese enfrentamiento también es testigo y lo ratifica la Defensoría del Pueblo, entidad que en Sucre tiene 4 defensores públicos dedicados a este tema y que a diario conocen la triste historia de los campesinos.

Desde su implementación, hace unos 8 años, se hicieron evidentes los problemas que hoy tienen a tíos enfrentados con sobrinos, padres con hijos y hermanos entre sí.

Conde, que lleva 50 años en la Anuc de Sucre como fundador y dirigente, agrega que la Ley 1448 en este departamento se inició por Morroa, uno de los municipios más pobres y luego pasó a Ovejas donde hubo campesinos amigos que terminaron enfrentados con “rula en mano porque según esa ley les quitaron la tierra que habían comprado en oferta voluntaria”.

Denunció además que cuando empezó la restitución, los funcionarios de esta entidad acudieron al extinto Incoder para saber qué campesino le vendió al otro y luego fueron casa a casa y así fue que detectaron a los victimarios.

“La Anuc se le metió en la mitad a esos procesos porque la mayoría de esos predios fueron luchados por la organización y la violencia hizo desplazar a los campesinos a las ciudades llevándolos a vender sus parcelas para sobrevivir en los barrios de Sincelejo”, dijo.

Según el dirigente, “en el 2011 esta entidad empezó a ilusionar a estas personas para que empezaran a pelear esa parcela y eso desencadenó los enfrentamientos que hoy más que tierras lo que han dejado son enemigos”, y anota que esta era una situación que la Anuc desde un principio avizoró y por eso propusieron que los campesinos que habían vendido de manera voluntaria solicitaran reubicación en una parcela igual o de mejores condiciones.

 

El Estado lo que hizo fue enfrentarlos y esto a unos 18 campesinos que estaban enfermos les aceleró la muerte. Propusimos que las dos partes fueran reparadas, que el que compró si demostraba que no utilizó la amenaza para ello se quedara allí como segundo ocupante y al reclamante se le diera una parcela igual o mejor”, agregó.

Conde dijo que por lo anterior pidieron revisar en los procesos de restituión que se han dado, así como una caracterización. “Allí es que se detecta cuál es el victimario y sin embargo, a todo esto le han hecho caso omiso. No hicieron una buena caracterización y por eso la Ley 1448 en su aplicación en Sucre fue equivocada, vino fue a generar enemistades”.

Para el vocero, hay aproximadamente unos 40 campesinos en calidad de segundos ocupantes en Sucre a los que no les han resuelto su situación.

Advierte que con este panorama el conflicto no terminará en Colombia. “En Sucre había 70 mil hectáreas de tierra en poder de campesinos y a la fecha no hay 10 mil en manos de ellos, el resto está en poder de grupos ilegales, en el limbo jurídica, además algunos campesinos que recuperaron sus tierras ya las están vendiendo”.

“El Estado lo que hizo fue enfrentarlos y esto a unos 18 campesinos que estaban enfermos les aceleró la muerte

Avance del 99% de trámites en Sucre

La oficina de Restitución de Tierras en Sucre reportó que desde la creación de la Ley 1448 de 2011 en este departamento recibieron 3.201 solicitudes de restitución de las cuales todas fueron habilitadas para intervención.

De esas 3.201 finalizaron el trámite administrativo 3.184, es decir, el cumplimiento ha sido del 99%. Se han inscrito 1.051 y presentado ante los jueces y magistrados de tierras 806 solicitudes.

El número de hectáreas restituidas en este departamento a corte del 31 de julio pasado es de 5.572 comprendidas en 352 predios de los municipios de Ovejas, Morroa, Colosó, Chalán, San Benito, San Onofre, Toluviejo, Los Palmitos y Galeras.

Con estas acciones de restitución de tierras se han beneficiado 2.250 personas y 462 familias a través de 111 sentencias proferidas por jueces y magistrados. En Sucre hay tres tres juzgados de tierras y el Tribunal opera desde Cartagena.

De esas 462 familias la restitución ha sido para 352, cuarenta con orden de compensación, 49 son segundos ocupantes, 21 fueron reconocidos como opositores de buena fe exenta de culpa.

La Unidad de Restitución de Tierras ha invertido en Sucre cerca de $4.700 millones en la puesta en marcha de 174 proyectos productivos que benefician a las familias restituidas. Esos proyectos son en las áreas de ganadería doble propósito, avicultura, yuca, ñame, porcicultura, palma amarga y plátano.

Compartir:

Comments are closed.