Corte prohíbe a la Policía entrar a las casas sin orden judicial

El alto tribunal tumbó un artículo del Código de Policía que facultaba a los uniformados a entrar a los domicilios privados a bajar la música a alto volumen.

La Sala Plena de la Corte Constitucional tumbó un artículo del Código de Policía que avalaba a los uniformados la entrada a las casas de los ciudadanos sin orden judicial.

El articulado del código policial indicaba que los policiales podían entrar a los apartamentos privados de los vecinos que estuvieran perturbando la tranquilidad del lugar por música a alto volumen o cualquier fuente de ruido similar.

Para el alto tribunal defensor de la Carta Magna, que hizo caer la disposición por cinco votos contra cuatro, esta atribución de los uniformados violaba el derecho a la privacidad de las personas.

La Corte avaló de esta manera una demanda de ciudadanos que consideraban que el Código de Policía no traía ningún límite al respecto de cuándo podían o no las autoridades invadir el domicilio privado y más bien se dejaba esta decisión a discreción de los policiales, lo que, en criterio del alto tribunal, comporta peligros de transgresión de derechos constitucionales.

La alta corte dispuso no obstante que las autoridades policiales siguen teniendo la competencia para solicitar desactivar las fuentes de ruido de un vecino molesto e imponer multas al respecto. Además, los policías pueden desactivar las fuentes de ruido si están por fuera del domicilio.

Compartir: