Vigilancia especial de Supersalud a 21 de 44 EPS

Al menos 21 EPS, de las 43 que operan en el país, tienen vigilancia especial por parte de la Superintendencia Nacional de Salud. Así lo afirmó el jefe de esta entidad, Fabio Aristizábal Ángel, durante el ‘Foro Salud Región Caribe’, organizado por la Secretaría de Salud del Atlántico.

Aristizábal explicó que no todas estas entidades están siendo vigiladas por hechos de corrupción, sino por malos manejos, por no querer capitalizar o por no “corregir el rumbo y el deterioro.

En ese sentido —expuso— que a esto se debe la crisis de la salud, tanto en la red pública como en la privada. “No sé si realmente estamos en una crisis del sistema o ante un problema de abuso. Estamos haciendo un esfuerzo muy grande para lograr corregir el rumbo”, señaló el superintendente.

El funcionario fue enfático al afirmar que “seguirá una ruta y seguirá actuando” desde la Superintendencia para continuar “velando” por la salud de todos los colombianos. “Muy pronto se van a enterar de otras revocatorias que seguirá haciendo la Superintendencia. Vienen varias y poco a poco, pero hay que vigilar cómo lo hacemos porque no le podemos generar un daño sistémico al país”, explicó Aristizábal Ángel.

Asimismo, detalló que “sacarán” a las EPS que no le han “cumplido” a los ciudadanos, a las que no tienen patrimonio, a las que no autorizan los medicamentos y “fortalecer” a las EPS que sí están “cumpliendo”.

Corrupción

El superintendente Fabio Aristizábal indicó que han identificado más de 35 formas de corrupción en el sistema de salud. “Ningún modelo del mundo funciona así. Tenemos que sincerarnos entre los actores porque esto no es un problema del modelo, ni del sistema”, sostuvo durante su intervención en el foro, en el que fue aplaudido por los asistentes al terminar su exposición.

Señaló que el Acuerdo de Punto Final le servirá mucho al país, siempre y cuando se erradiquen las malas prácticas para que no quede en un “acuerdo de puntos suspensivos”. “La excesiva intermediación, la corrupción y la evasión puede estar entre un 10% y un 15%; es decir, que estamos hablando del 7% del PIB, esos son billones de recursos”, precisó Aristizábal.

Punto final

Durante el foro también intervino el director de Financiamiento del Ministerio de Salud, Anwar Rodríguez, quien hizo una radiografía de lo que será el Acuerdo de Punto Final del sector de la salud.

Rodríguez dijo que con esta ley el Gobierno nacional buscará una mejora en salud con “calidad y eficiencia”. Detalló que se buscará el fortalecimiento  de la rectoría y la gobernanza en el sistema de salud, una redefinición de prioridades y competencias.

De igual forma, sostuvo que la ley buscará una “articulación” de los actores en torno a la calidad y mejor infraestructura y dotación.

Entretanto, Carlos Arango, asesor de políticas de salud de la Federación Nacional de Departamentos, realizó una radiografía de la situación actual de los hospitales públicos del país y sobre el desafío de “reinventar” estas entidades en Colombia, cuya deuda asciende a los $17 billones.

Arango señaló que se debe gestionar una solución “de fondo” y redefinir la política pública de prestación de servicios de salud del país, que permita corregir las falencias institucionales advertidas hoy en la figura de las empresas sociales del estado.

“Para esto es necesario reconsiderar, al menos, cinco acciones claves: la naturaleza jurídica, el Gobierno corporativo, la organización y el modelo de atención, la contratación y el pago y el régimen laboral”, explicó el asesor.

 

Compartir:

Comments are closed.