Encuadernando

Por Gustavo Alvarez Gardeazabal

@eljodario
[email protected]

Los episodios funambulescos de la semana anterior pusieron en riesgo la continuidad de la democracia en un país que no ha permitido jamás que las minorías se apoderen del curso futuro de las instituciones. La animadversión contra la JEP y la imagen fastidiosa creada alrededor de Santrich,por sus mismas actuaciones,por las de la embajada gringa y por los medios,nos impidieron entender que la defenestrada JEP lo que estaba era defendiendo la institucionalidad del país ante la utilización de agentes extranjeros, provocadores del delito,  y menos que advertimos que todo era una trama montada si la Fiscalía no había llegado a  acusar a Santrich ante un juez cuando las pruebas gringas dizque eran convincentes.

La propuesta de un grupúsculo del CD para convocar una Constituyente  resultó tan oportunista como la renuncia del Fiscal Martinez para evitar el juicio de residencia que le harían el 23 en la Sala Plena de la Corte Suprema.Pero no indica esa propuesta  joseobduliana que no tenga razón. El país se siente desde la semana anterior como una nación descuadernada y cada vez se hace más necesario encuadernarla.

Pero dadas las aristas y peligros que tiene  el convocar una Constituyente, valdría la pena comenzar a pensar como convocar por ley o por decreto una Comisión Redactora de la nueva Constitución que sea Constituyente pero sin serlo. Que  no tenga los poderes omnímodos que tanto asustan de una Constituyente.Que la presida Margarita Cabello como ministra de Justicia. Que tenga fechas fijas para entregar su texto y que después se la someta a referéndum. Que los 39 miembros que ella tenga sean nombrados equitativamente   por decreto presidencial previo acuerdo con todos los partidos ,estamentos  y regiones y sobre la base de los resultados de las elecciones de octubre. No es descabellado trabajar esa idea. Al país hay que volverlo a encuadernar.

Publicado en ADN

 

Compartir:

Comments are closed.