Guaidó niega negociaciones con Maduro, pero confirma «mediación» de Noruega

El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por medio centenar de países, aseguró este jueves que el comisario Iván Simonovis fue liberado de su arresto domiciliario tras haber recibido un indulto suyo como el que le dio al opositor Leopoldo López el pasado 30 de abril. 

«El comisario Iván Simonovis hoy está libre producto de ese proceso de la Operación Libertad que estamos llevando a cabo, había recibido un indulto lamentablemente no ejecutado el 30 de abril de este año, pero hoy está en justa libertad», dijo Guaidó durante un acto con gremios en Caracas.

«Fue liberado», insistió ante preguntas de los periodistas y sin añadir más detalles.

Simonovis fue detenido en 2004 por su participación en el golpe de Estado contra el entonces presidente Hugo Chávez (1999-2013) en 2002, en el que murieron cerca de 20 personas según algunas estimaciones.

Por estos hechos, en 2009 fue condenado a 30 años de prisión, pero en atención a razones humanitarias cumplía esta pena en su casa desde septiembre de 2014.La mañana de este jueves había trascendido que Simonovis, que era custodiado por varios funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y la Policía, había huido sin rumbo conocido.

Más temprano su esposa, Bony De Simonovis, informó a través de sus redes sociales que no tenía conocimiento del paradero del excomisario, al tiempo que denunció la posibilidad de que hubiera sido devuelto a una prisión militar.

Iván Simonovis era considerado por la oposición y por varias ONG que defienden los derechos humanos en Venezuela como un preso por razones de consciencia.

De acuerdo con la ONG Foro Penal, que defiende a la mayoría de estas personas, en el país hay más de 800 «presos políticos», muchos de ellos del mundo militar y policial.

Venezuela atraviesa un pico alto de tensión política desde enero pasado, cuando Nicolás Maduro juró un nuevo mandato que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional y, en respuesta, Guaidó proclamó un Gobierno interino que apoyan una cincuentena de naciones, con Estados Unidos a la cabeza.

Mediación de Noruega

Guaidó negó este jueves que haya negociaciones con el gobierno de Nicolás Maduro en Oslo, aunque confirmó una iniciativa de «mediación» de Noruega para resolver la crisis política venezolana.
«No hay ningún tipo de negociación», dijo Guaidó a periodistas, indicando que lo que hay es «un esfuerzo de Noruega en una mediación» planteada desde hace meses.
Sin embargo, jefe parlamentario, reconocido como presidente interino de Venezuela por medio centenar de países, señaló que envió delegados a Oslo, donde según la radiotelevisión pública noruega, NRK, la oposición y el gobierno llevan a cabo «negociaciones de paz».
«Hay unos enviados a Noruega», afirmó previamente en un acto político en Caracas, tras el cual precisó que se trata del vicepresidente del Parlamento, Stalin González, y del exdiputado Gerardo Blayde.
Guaidó reveló que «es la segunda vez» que el gobierno noruego invita a representantes de ambas partes, e insistió en que «es la intención de un país» de «mediar en una crisis que tiene hoy proporciones mundiales».
También subrayó que el propósito de cualquier acercamiento debe ser el «cese de la usurpación» del poder por parte de Maduro, con miras a establecer un «gobierno de transición» que convoque a «elecciones libres».
EFE AFP
Compartir:

Comments are closed.