Ryder Patiño

Por Gustavo Alvarez G.

La suspensión de la visa por la embajada americana a dos magistrados de la Corte Constitucional y al magistrado Eyder Patiño,presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema, tiene muchas significaciones y levanta más hipótesis por el secretismo conque los gringos manejan ese permiso de ingreso a su país,pero sobre todo porque coincidieron curiosamente con el viaje a USA del presidente y la vicepresidenta.

El hecho de que con esa determinación se culmine un proceso grotesco de pretender influír en el fallo final que la Corte Constitucional pueda dar sobre las tercas objeciones del presidente Duque al funcionamiento de la JEP, nos indica una vez más que Colombia no es un país libre sino una colonia de Washington y que como tal, el Imperio nos trata igual a como históricamente Roma y Londres han tratado a todas sus colonias.

Pero la suspensión al presidente de la Sala Penal de la Corte Suprema, tiene otros significados y muy profundos. El magistrado Eyder Patiño ha sido reconocido en los últimos años como el más influyente dentro de sus congéneres. Fue él quien con su sapiencia y talante combatió la mala influencia del entonces presidente de la Corte ( hasta ahora no juzgado ) Leonidas Bustos, meses antes de que se desnudara el Cartel de la Toga. Ha sido él quien ha sentado precedentes,como ponente,en varios casos de extradición, pero, fundamentalmente, es quien mostró su inconformidad en alguno de los últimos viajes a Washington frente a la manera como desde allá han pretendido orientar y financiar la justicia colombiana.

Probablemente por alguna de esas causas o por algotra desconocida,el magistrado Patiño ha sido sancionado por el Imperio,vilipendiando su trayectoria jurídica y humillando sin duda alguna al país aunque los furibistas/furiduquistas crean lo contrario y aplaudan el apoyo de la embajada al gobierno ante el silencio de la izquierda oligarca, temerosa de perder su visa.

@eljodario

Compartir: