Banco Mundial inspecciona obras en el río Bogotá

Una misión del Banco Mundial, el principal financiador de buena parte de las obras para descontaminar el río Bogotá, visitó la capital del país para evaluar el avance de las obras. La misión aseguró estar satisfecho con los resultados.

En una visita que se extendió durante tres días (del miércoles 27 al viernes de marzo de 2018), el Banco Mundial dio un parte de tranquilidad respecto a las obras para recuperar el río Bogotá, de las cuales el Banco es uno de los principales financiadores.

“Nos vamos satisfechos» aseguró el gerente del Banco Mundial para el proyecto PTAR El Salitre, Antonio Rodríguez.

En 2011, el Banco Mundial aprobó un crédito por un valor de  250 millones de dólares a la CAR para la ampliación de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales Salitre (PTAR Salitre), que impedirá que un promedio de 450 toneladas mensuales de basuras llegue al río Bogotá, el cual fue protegido por un fallo judicial en 2014.

Proyectada para entrar a funcionamiento en 2021, las obras comenzaron en 2018. Si bien una parte de la comunidad de los barrios aledaños manifestó preocupaciones por los efectos que tendría esta megaobra, el banco Mundial evaluó el caso y señaló que la CAR había cumplido con todos los trámites necesarios de gestión con las comunidades.

“En la auditoría vimos que el Parque Metropolitano PTAR El Salitre registra un avance del 100%, con respecto a su base, ahora se están plantando árboles y se están construyendo senderos; con respecto a la planta de tratamiento, PTAR El Salitre, vemos que tiene un avance del 65% en obra civil y tiene un avance adelante de su cronograma de trabajo”, señaló Rodríguez.

Con esta nueva visita, el Banco Mundial reforzó su apoyo a la gestión de la entidad, tan solo tres meses después de haber extendido el plazo para que la CAR le pague los 90 millones de dólares que aún le debe.

Néstor Franco, director de la CAR, le dijo a El Tiempo que otra de la sobras revisadas por la delegación, el  parque lineal que implica la construcción de embarcaderos y plazoletas a lo largo de 40 kilómetros de la ronda del río Bogotá, estará listo en su primera fase en la primera semana de abril.

“La primera etapa consiste en senderos y un monitoreo tecnológico desde Soacha hasta la calle 80, e iremos avanzando. El sistema de cámaras de largo y mediano alcance ya está instalado y estará funcionado esta semana”, dijo.

A pesar de los buenos resultados, el cumplimiento del fallo que ordena la descontaminación del río Bogotá avanza a paso lento. Tal como reportó la Procuraduría en su cuarto informe de seguimiento, que publicó a finales de 2017, de todas las órdenes dadas a las 64 entidades de niveles nacional, departamental y local, apenas se han cumplido el 31% de ellas.

Para ese entonces, la Gobernación de Cundinamarca, el Departamento Nacional de Planeación y la CAR Cundinamarca eran las entidades que mejor habían cumplido el fallo, con el 91, 90 y 89% de las órdenes cumplidas.

Por otra parte, la Alcadía de Bogotá registraba un incumplimiento del 39% de las órdenes, la misma Procuraduría del 30% y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, de un 29%, especialmente por los atrasos en la construcción de la PTAR Canoas, que, por el escándalo de Odebrecht, apenas ha avanzado en un 25% de su construcción.

Compartir: