A la cárcel exfiscal Bermeo y otros implicados en supuesto soborno en caso JEP

La juez 22 de garantías de Bogotá envió a la cárcel al exfiscal Carlos Bermeo, al exsenador Luis Alberto Gil, a Yamid Prieto Acero, a Orlando Villamizar y a Ana Cristina Solarte, compañera del fiscal Bermeo, capturados hace 15 días en el denominado caso de corrupción en la JEP.

Los sindicados deberán afrontar su proceso tras las rejas y demostrar su supuesta inocencia por los delitos de concierto para delinquir con fines de corrupción y narcotráfico, tráfico de influencias y cohecho.

La juez argumentó que los envía a la cárcel porque en libertad podrían afectar el proceso y porque las pruebas de la Fiscalía demuestran la inferencia razonable de un delito.

Además, estuvo de acuerdo con la tesis de la Fiscalía y rechazó la hipótesis de un “montaje” en la investigación y de que se trate de una intención de afectar el buen nombre de la Justicia Especial para la Paz.

“Afirma de manera ligera que los resultados del operativo que conllevó a la captura de los imputados obedecieron al interés de la Fiscalía por atacar a la JEP. Los elementos materiales probatorios permiten afirmar que el actuar de la Fiscalía tuvo como actos de investigación a fin de establecer actividades criminales de un grupo de personas, incluso antes de la autorización de la actividad del agente encubierto se venían gestando con el concurso de un funcionario activo de la JEP”.

Todos son señalados por la Fiscalía de conformar una organización criminal que trató de frenar la extradición de Jesús Santrich, obstruyendo el proceso y también de planear el envío de 120 kilos de cocaína a Roma, Italia.

Sin embargo, la funcionaria judicial aseguró que los fiscales deben fortalecer la investigación para presentar el escrito de acusación en el sentido de que aún no está claro el delito de tráfico de influencias en el caso.

El procurador del caso interpuso recurso de apelación pues no estuvo de acuerdo con que envíen a la cárcel a Yamit Prieto y a Ana Cristina Solarte asegurando que no hay suficientes pruebas que permitan una inferencia razonable que los vincule con los delitos de cohecho y concierto para delinquir. Por su parte, la defensa del exfiscal Bermeo también sustentará recurso de apelación contra la decisión. Esto quiere decir que la decisión final sobre ellos quedará en manos de un juez de segunda instancia.

 

Compartir: