El impulso a la industria creativa colombiana, uno de los objetivos de la emisión de los Bonos Naranja         

BOGOTA, 12 de marzo_ RAM_ “Colombia es un país lleno de creatividad, eso lo hemos sabido durante muchas décadas. Lo lindo de la Economía Naranja es que ya pone eso en términos de una industria, de algo que ya es muy tangible”.

Así lo consideró Javier Díaz Fajardo, presidente del Banco de Comercio Exterior de Colombia (Bancóldex), meses después de la exitosa colocación de los Bonos Naranja, la primera subasta de títulos valor de este tipo en el mundo, que sirven para fondear créditos a empresas creativas y culturales.

La primera sorpresa que tuvo Bancóldex fue que la emisión superó las expectativas. Si bien el 29 de noviembre de 2018 se hizo una emisión por 400 mil millones de pesos, la demanda superó en 2.9 veces el valor colocado; es decir, que los inversionistas ofertaron por más de 867 mil millones.

“Eso habla muy bien de la emisión y también del apetito que tuvo y, sobre todo, del producto Naranja”, dijo el Presidente de Bancóldex, quien aseguró que pese a la alta demanda se optó por mantener la colocación inicial de 400 mil millones de pesos.

Sin embargo, destacó que este ejercicio tuvo tanto éxito que “se colocaron suficientes recursos entre los inversionistas para financiar las actividades de la llamada Economía Naranja, una industria que podría representar más del 3 por ciento del Producto Interno Bruto”.

Buenos resultados

Luego de un poco más de tres meses, desde que se hizo esta emisión, ya hay resultados concretos. Según se indicó, a corte del 31 de enero de 2019, los Bonos Naranja han desembolsado un total de 219 mil millones de pesos, que hoy ya hacen parte de la cartera. Estos recursos beneficiaron a cerca de 1.800 empresas, de las cuales el 57% tienen créditos a largo plazo, mientras que el 38, al mediano.

En este sentido, el Presidente Díaz Fajardo explicó que los recursos de los Bonos Naranja se focalizan en el “universo de industrias creativas y tienen que ver con el tema de la propiedad intelectual y la propiedad industrial”.

“Las empresas que acceden a estos recursos, son las que estén en esas llamadas economías creativas”, explicó, las cuales se dedican al desarrollo de software, temas de hotelería, turismo, industrias de espectáculos, entre otras.

“Esa es la industria. Y se trata de empresas que están o consolidándose o ya consolidadas o, incluso, empresas nuevas que pueden estar ahí”, afirmó.

Con base en este universo, Díaz Fajardo explicó la forma como una empresa puede acceder a los fondos. “Nosotros, para efectos de colocar esos recursos, tenemos varias líneas, la más importante es la que hemos denominado la Línea Naranja de Bancóldex, en la que ya se han empezado a colocar esos recursos”.

Así, las empresas demuestran que se encuentran en el espectro de la Economía Naranja y hacen la solicitud de los recursos para su crecimiento o expansión. Bancóldex hace un estudio y, con base en los resultados, define si es beneficiaria o no de los fondos.

Estos créditos, dirigidos a empresas creativas y culturales fondeados con los recursos de los Bonos Naranja, han llegado a 30 departamentos, con al menos una operación en cada uno de ellos, y los principales sectores beneficiados son los que se dedican a actividades de arquitectura, hotelería, impresión y de exhibición de películas.

Si bien los Bonos Naranja tuvieron una fuerte acogida entre los inversionistas y la opinión pública el día de su emisión, no son los únicos títulos que emite el Banco, en la medida en que hacen parte de un paquete de productos que, sumados, llegan a un billón de pesos colocados en los últimos 18 meses.

“Bancóldex es un emisor recurrente en el mercado de bonos. Primero, se arrancó con Bonos Verdes, luego con Bonos Sociales y recientemente los Bonos Naranja”, explicó el Presidente de la entidad, quien aseguró que “eso es importante tenerlo en cuenta, porque Bancóldex es innovador en mercado de capitales y en este tema de lo que se llama las emisiones etiquetadas, de las cuales, la más reciente versión, son los bonos Naranja”.

El exitoso ejercicio de la colocación deja la puerta abierta para pensar en una nueva emisión de Bono Naranja a futuro. “En la medida en que coloquemos los recursos de esa primera emisión y haya demanda, seguramente volveremos al mercado”, concluyó el Presidente de Bancóldex.

Este ejercicio financiero seguirá entre las prioridades de Bancóldex para impulsar y apoyar la Economía Naranja en el país, ya que, con esa emisión y en palabras del propio Presidente Iván Duque, se demostró que “se conectan eficazmente, para el bien de Colombia, los mercados de capital y las industrias creativas, algo que es posible y que tenemos que seguir potencializando en nuestra economía”.

Compartir: