Hidroituango abre compuertas del vertedero para recuperar el caudal del río Cauca

BOGOTA, 08 de enero_ RAM_ Este viernes el personal técnico de Empresas Públicas de Medellín, EPM, llevan a cabo la apertura progresiva de las compuertas 2,3 y 4 del vertedero de Hidroituango, por donde se hará la descarga de agua del río Cauca, que cumple su tercer día con un caudal reducido hasta un 90%.

La operación empezó luego de efectuar inspecciones en los canales de la estructura, con lo que se comenzará a verter el agua de manera controlada este viernes en horas de la noche, esperando que el llenado del embalse alcance la cota 401 metros sobre el nivel del mar.

Jorge Londoño de la Cuesta, gerente del Grupo EPM, dijo que, una vez alcanzada la cota mínima, el vertimiento del agua será de cien metros cúbicos por segundo e irá aumentando en los próximos días. Así, poco a poco, se iría recuperando el histórico caudal del afluente.

A medida que aumenta la cota del embalse del proyecto hidroeléctrico Ituango, que al final de esta tarde del jueves se acercaba a 400 metros sobre el nivel del mar, crece la expectativa frente al inicio gradual del vertimiento de agua, al tiempo que se mantiene la actividad de los frentes de trabajo para mantener informada a la comunidad y mitigar la afectación al ambiente.

El flujo de agua será mínimo una vez se abran las compuertas del vertedero, que ya fue probada en su óptimo funcionamiento a finales del año pasado. Poco a poco, al subir la cota del embalse, también aumentará paulatinamente la cantidad de agua que se verterá al río Cauca, según los caudales propios de una época de intenso verano como la que se registra hoy en gran parte del territorio nacional.

Mientras esto sucede, EPM continúa con todas las actividades contempladas en el plan de contingencia. Estas son algunas de ellas:

Fauna íctica: 263.379 peces rescatados y liberados. Se encontraron 57.309 peces muertos (en su mayoría de especies no comerciales ni migradores y de bajo gramaje) que fueron dispuestos de manera adecuada por las entidades autorizadas en el relleno sanitario de La Pradera y en el depósito Umagá.

Agua segura: hasta el momento se han distribuido 780 metros cúbicos de agua para una población atendida de 68.588 habitantes.

Gestión de residuos sólidos: en coordinación con Emvarias se está haciendo el aprovechamiento y la disposición adecuada del material recuperable. Hasta el momento se han dispuesto apropiadamente 738 kilos, en su mayor parte biomasa de los peces del río Cauca. Así mismo, se continuó con la inspección de las riberas del río para recolectar los residuos y mejorar la calidad ambiental del río Cauca.

Ecosistemas:continúa el monitoreo de 16 ciénagas y se intervinieron 6 priorizadas para prevenir su afectación.

Actividades económicas: con un grupo de 21 profesionales de EPM y de la Universidad Nacional continúa el monitoreo constante de las actividades económicas que tradicionalmente se han desarrollado en el río.

Gestión de riesgos: continúan los 10 PMU instalados en los municipios. En cada uno de ellos se desplegaron equipos interdisciplinarios de la empresa para informar sobre el desarrollo de la operación, dar respuestas a las inquietudes y establecer conversatorios con los grupos de interés.

Se aclara que en estos momentos, y desde el pasado viernes 1 de febrero, el embalse de Salvajina, propiedad de la empresa EPSA, no está descargando agua para aportar al embalse del proyecto hidroeléctrico Ituango, aunque hasta el domingo seguirá llegando agua de este embalse al proyecto hidroeléctrico Ituango después de efectuar un largo recorrido desde el municipio de Suárez, departamento del Cauca. Esta operación, que se había iniciado el 25 de enero, ha sido importante para acortar los tiempos de reducción del caudal del río Cauca.

Por su parte, continúa la descarga controlada de agua de las centrales Porce II y Porce III, que son de EPM, para mitigar la reducción del caudal en el río Nechí, afluente del Cauca y contribuir de esta forma a la protección de las ciénagas de La Mojana.

Para la contratación del personal de la región que adelanta las labores de rescate de peces se priorizaron pescadores que previamente han trabajado con la empresa en este tipo de actividades, incluyendo el monitoreo, a lo largo de la cuenca media y baja del río. Para el efecto se hicieron consultas con líderes de las localidades, presidentes de Juntas de Acción Comunal y presidentes de asociaciones de pescadores.

Primero la vida

Para EPM el cierre de la segunda compuerta de captación del proyecto obedeció, en primer lugar, a la protección de la vida de las personas aguas abajo del sitio de la presa.

EPM ha monitoreado permanentemente distintas variables para evitar un cierre anticipado de la compuerta que pudiera generar daños graves al ambiente y a la comunidad. Dado el impacto que podía tener esta decisión antes de que el agua llegara a la cota del vertedero, EPM solicitó a la firma de ingeniería Integral, diseñadora del proyecto, realizar un estudio detallado sobre el estado de la estructura de concreto y la reja coladera de la captación, el cual fue entregado el 4 de febrero.

Este informe, junto con otros análisis, fueron determinantes para decidir cerrar de manera anticipada la compuerta. De esta manera se buscó evitar la pérdida de control del caudal que atraviesa la casa de máquinas y llega al Cauca, situación que podría afectar gravemente a la comunidad y tener mayores impactos contra el ambiente en el largo plazo.

Hoy, con el cierre de la compuerta y el aumento paulatino de la cota del embalse, sumado a las actividades de mitigación que se están adelantando aguas abajo del proyecto, el paso que sigue es esperar el inicio del vertimiento gradual y controlado del agua por la estructura diseñada, construida y probada para este fin. Una vez cumplida esta meta, el río volverá a tener su caudal normal para esta época del año.

 

Compartir: