La mansión que la CAR ordenó demoler en los cerros de Bogotá

El pasado 11 de enero se conoció que la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) ordenó la demolición de una gigantesca mansión ubicada en los cerros orientales.

Se trata de un predio conocido como Monterodro, que se encuentra en el barrio Bagazal. De acuerdo con las autoridades, la edificación habría incurrido en una serie de afectaciones ambientales así como incumplimientos a las normas de urbanización vigentes.

“La demolición debe ser adelantada por los mismos propietarios del predio, esto es, Inversiones Team Sol S.A.S., para lo cual se les da un plazo para que presenten el plan de demolición y procedan a las mismas”, aseguró Néstor Guillermo Franco González, director general de la CAR Cundinamarca.

Pero esta no fue la única sanción que impuso la entidad, sino que además los propietarios del predio deberán indemnizar a las autoridades ambientales económicamente y en especie.

Multa por 476 millones de pesos que deberá ser pagada una vez el acto quede en firme, y una tercera medida que corresponde a la obligación que tiene Inversiones Team Sol a realizar un proceso de reparación como medida de compesación”, dijo González.

Este hecho se da en cumplimiento a la sentencia del Consejo de Estado que ordena a los propietarios, poseedores y tenedores de predios ubicados en la Reserva Forestal Protectora Bosque Oriental de Bogotá y en la franja de adecuación, “abstenerse de realizar conductas que perjudiquen el área protegida, así como a los Curadores Urbanos de Bogotá, observar en forma estricta la normatividad ambiental; abstenerse de conceder nuevas licencias, autorizaciones o permisos, que faciliten el desarrollo urbanístico o de construcción en el área de la reserva forestal protectora”.

Compartir: