Grupo Aval pactó con Odebrecht cambio de acta de Junta Directiva: Univisión

Según investigación de Univisión y el portal Cuestión Pública en alianza con IDL Reporteros, el Grupo Aval de Colombia, socio de Odebrecht, autorizó en 2015 una “cuestionable alteración” de un acta de junta del año anterior en la que se aprobó un contrato utilizado presuntamente para el pago de sobornos, según documentos internos de la empresa.

La publicación establece que durante los tres últimos años directivos del Grupo Aval, uno de los conglomerados financieros más grandes de América Latina que cotiza en la Bolsa de Nueva York, han declarado a Estados Unidos y a la Fiscalíacolombiana que la empresa fue víctima inocente de las prácticas corruptas que sus socios de la constructora brasileña Odebrecht admitieron a la justicia.

Pero últimamente han surgido indicios de que el papel del conglomerado, propiedad del banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo, uno de los hombres más ricos de América Latina, fue más allá de lo que ha querido reconocer.

Documentos obtenidos por Univisión y el portal Cuestión Pública en alianza con IDL Reporteros, muestran que un alto ejecutivo de una filial del Grupo Aval autorizó un “sospechoso” procedimiento de modificación de un acta de una junta para aprobar un contrato de asesoría. Con ese contrato, según lo estableció la Fiscalía colombiana, el consorcio habría pagado sobornos millonarios.

Un comisionista de bolsa que prestó el nombre de su empresa para el contrato afronta cargos en Colombia por enriquecimiento ilícito de particulares.

El Grupo Aval ha asegurado en el pasado que se opuso al contrato y que desconocía que sería usado para el pago de las coimas, pero no respondió preguntas sobre la modificación del acta de la junta que lo aprobó.

Al momento de la operación, Alberto Mariño Samper representaba al Grupo Aval a través de su filial Episol en el consorcio Ruta del Sol. El consorcio fue constituido junto con Odebrecht y una tercera firma con un porcentaje mínimo. Odebrechtcontrolaba el 62 por ciento y Episol participaba con el 33 por ciento.

La sociedad se creó para realizar las obras adjudicadas en diciembre de 2009 para la construcción de la segunda fase de la Ruta del Sol, tras un proceso en el que se probó el pago de $6.5 millones de dólares en sobornos al entonces viceministro de Transporte, Gabriel García Morales quien se convirtió en el primer exfuncionario público condenado por el escándalo de Odebrecht en Colombia a 5 años y dos meses de prisión.

Una cadena de correos electrónicos obtenidos por el equipo periodístico muestra que Mariño y el presidente de Odebrecht para Colombia, Eleuberto Martorelli, autorizaron en marzo de 2015 la alteración de un acta de la junta directiva de la concesionaria Ruta del Sol, un año después de que esta fuera aprobada.

Mediante la enmienda del acta se dio visto bueno a un contrato con la firma Profesionales de Bolsa S.A. que fue usado, según lo estableció la fiscalíaposteriormente, para justificar el desembolso de una nueva ola de sobornos. Estos pagos permitieron al consorcio la ampliación de la construcción original sin necesidad de someterse a una licitación pública.

La concesionaria Ruta del Sol SAS se encargaba de aprobar los contratos del consorcio con empresas privadas y con el gobierno. En este caso la firma contratada supuestamente brindaría “asesoría en el cierre financiero’’ de la adición del nuevo tramo a la Ruta del Sol por un pago inicial de un millón de dólares más una prima de éxito.

¿MANIOBRA ILEGAL?

“En junta nos opusimos a ese contrato, pero los señores de Odebrecht citaron nuevamente a junta, votaron por mayoría y nos ganan’’, explicó Rafael Neira, vicepresidente contralor del Grupo Aval en entrevista al diario El Espectador.

Lo que no se sabía hasta ahora es que Mariño había acordado con el representante de Odrebrecht para Colombia, Eleuberto Martorelli, autorizar en forma extemporánea la redacción de un agregado al acta de la Junta Directiva. De esa manera quedaba aprobado tanto el contrato como la salvedad del voto del Grupo Aval, según los correos electrónicos.

Esta maniobra podría ser ilegal, explicaron abogados penalistas consultados por el equipo periodístico.

AVAL COLABORA CON LA JUSTICIA DE EEUU

Mediante comunicado del 11 de diciembre de 2018 dirigido a la Superintendencia Financiera, el Grupo Aval confirmó que recibió una petición del Departamento de Justicia de Estados Unidos en relación con una investigación que adelanta en su contra por las actuaciones en el proyecto de infraestructura Ruta del Sol II.

“El Grupo Aval ha informado por intermedio de sus abogados en los Estados Unidos, que cooperará con la investigación, así como lo ha venido haciendo con otras entidades gubernamentales. El Grupo Aval toma muy en serio ésta y cualquier otra investigación gubernamental que pueda surgir”, dice el comunicado.

También señala que “de existir avances que revistan materialidad relacionados con Ruta del Sol II”, los informará en sus reportes trimestrales de resultados.

TOMADO DE CARACOL RADIO

Compartir:

Comments are closed.