Iván Márquez y Romaña mandaron saludo de año nuevo lejos del proceso de paz

La carta de una página se conoció este miércoles y es firmada por Iván Márquez, exjefe negociador de las Farc para los diálogos de La Habana; Edinson Romaña y otros comandantes medios de la antigua guerrilla, entre quienes están: Óscar Montero, Aldinever Morantes, Albeiro Córdoba, Iván Alí, Enrique Marulanda, Rusbel Ramírez e Iván Merchán.

Por el tono de la carta, estos jefes guerrilleros estarían más cerca de la disidencia que del proceso de paz, ya que su visión sobre la implementación de lo pactado es casi irreconciliable: “Entendemos los pensamientos encontrados que hoy asedian a los guerrilleros y a los sectores más humildes de la población. Al creer en la buena fe de la contraparte y al enredarnos en la telaraña extendida por los desmovilizadores, ingenuamente entregamos todo, logística y recursos muy valiosos. A la perfidia de Duque ya nada le queda por hacer. Entre su partido y el Fiscal despedazaron la paz. Ahora dice que cumplirá el acuerdo en lo que tiene que ver con los combatientes de base y no con los comandantes. Simultáneamente está asfixiando la posibilidad de acuerdo con el ELN. Mantienen a Santrich injustamente tras las rejas para no tirarse el “falso positivo” exigido por el embaucador Whitaker, sin detenerse un segundo a pensar en las consecuencias nefastas de esta conducta demencial para el proceso de paz. No hay otra razón; lo juramos”, sostiene.

La carta critica también que el Gobierno haya “sacado pecho” con “los logros de algunos Espacios Territoriales en materia de proyectos productivos, generación de energías limpias y ecoturismo, que nada tienen que ver con decisiones del Gobierno sino que responden a la gestión de algunos comandantes ante organismos internacionales de cooperación. Realmente actuamos como ciegos cuando no quisimos ver el largo historial de traiciones de esta oligarquía tras la firma de episodios de paz”.

Al final hacen un llamado a unirse y aunque no hablan en ningún momento de lucha armada insurgente queda claro también que se encaminan en una dirección distinta al proceso de paz actual: “Somos conscientes que transcurrió mucho tiempo y mucha gente buena se desperdigó por la geografía nacional al no recibir orientación alguna. Todo esto es muy triste, sí; pero debemos reaccionar. No todo está perdido. Aun podemos levantarnos, luego de la caída, para desplegar con determinación la bandera al viento de la paz”, concluye la carta. Esta comunicación se conoce luego de varias cartas más firmadas por Iván Márquez en que muestra su desencanto con el proceso de paz.

A principios de julio de este año, Iván Márquez, denunció el despliegue de un operativo del Ejército en el ETCR en donde se encontraban, en Miravalle (Caquetá), y días después desapareció del espacio territorial. Semanas antes, lo mismo ocurrió con Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, conocido como El Paisa, argumentando que lo iban a asesinar un grupo de encapuchados y que la justicia lo iba a capturar. A El Paisa la JEP le abrió un incidente de cumplimiento y por eso busca información de su paradero.

Compartir: