G20, México, reformas y fiscal

El Ojo del Halkón

Por: Rubén Darío Mejía Sánchez

BOGOTA, 01 de diciembre RAM_ La semana que acaba de terminar fue una semana bastante movida en el campo nacional e internacional. Los eventos mas importantes fueron sin lugar a dudas la reunión del G20 en Argentina y la posesión del nuevo mandatario de los mexicanos, mientras que en Colombia fue el debate sin conclusiones que le hizo el Congreso al Fiscal General de la Nación, y el tire y afloje en cuanto a las reformas en el Congreso de la República.

En la reunión de los países mas poderosos del mundo, dijeron de todo y no llegaron a conclusiones concretas, más que promesas aunque el Presidente anfitrión, Mauricio Macri, se mostró satisfecho al dar a conocer los puntos principales en una rueda de prensa en la que destacó que el G20 había logrado un acuerdo para revitalizar el comercio a nivel mundial: “Nos hemos puesto de acuerdo en un comunicado que refleja la necesidad de revitalizar el comercio, de revitalizar la Organización Mundial de Comercio, eso lleva una cantidad de desafíos en el portafolio.

Como decía anteriormente, la declaración no trajo prácticamente compromisos concretos en cuestiones claves como comercio y clima y bajo la presión del presidente Donald Trump, evito toda referencia al proteccionismo y reconoció el desacuerdo de Washington en relación a la lucha contra el cambio climático.

Los miembros del G20 que forman parte del acuerdo de Paris sobre el clima, menos Estados Unidos abogaron por la implementación del pacto al que califican de irreversible, al mismo tiempo tomaron nota, eso si sin compromisos, de los llamados de los científicos en las Naciones Unidas a adoptar una meta mas ambiciosa de reducción del calentamiento global en 1,5 grados Celsius por encima de los niveles previos a la revolución industrial. Estados Unidos reiteró su salida del acuerdo que reafirma su fuerte compromiso con el crecimiento económico y al acceso a la seguridad de la energía, utilizando todas las fuentes energéticas y tecnologías, protegiendo el medio ambiente.

En el campo del comercio, la Casa Blanca y el G20 indicaron que las organizaciones multilaterales de comercio no cumplen sus objetivos de promoción del crecimiento y generación de empleo y como en el 2008, el G20 se refirió a la Organización Mundial del Comercio (OMC), la que quieren reformar para su mejor funcionamiento.

Se dio respaldo total al FMI que se considera crucial para la seguridad económica global y el texto aboga por proveerle fondos adecuados y culminar el proceso de reforma de cuotas, para las reuniones de la primavera boreal del organismo en el 2019. Es aquí cuando vale destacar que las cuotas determinan el peso (derecho al voto) de cada miembro. Otro de los compromisos de la reunión de los poderosos del mundo fue prevenir y luchar contra la corrupción y dar buen ejemplo.

La igualdad de género no estuvo lejos de esta reunión sino que por lo contrario hubo un compromiso con la reducción de la brecha de género en el mundo del trabajo en 25% para el 2025. Al mismo tiempo que se anunciaron esfuerzos para mejorar la educación de las niñas.

Quizá uno de los puntos mas importantes de esta reunión del G20 fue el llamado por un escenario laboral “inclusivo, justo y sostenible” para el trabajo futuro.

El documento que lleva el título “Construyendo conceso por un desarrollo justo y sostenible” no menciona la palabra “proteccionismo” hay disidencias por temas de calentamiento global, habla del futuro del trabajo, de la infraestructura para el trabajo y un futuro alimentario sostenible.

Lo que mas me llamó la atención es el compromiso de poner en marcha un plan de acción contra la corrupción y se remarca que la igualdad de género es crucial para el crecimiento económico y el desarrollo sostenible.

El texto consta de 31 puntos y es redactado en 6 páginas y recuerda la década del Foro que ha servido como un espacio para la construcción de consensos y reafirma que este es el mecanismo donde “mejorar” las reglas internacionales para enfrentar “efectivamente” los rápidos cambios mundiales.

Se presentaron algunos asuntos al margen de la cumbre como la cancelación del encuentro del presidente Trump con el presidente Putin y del acercamiento de Putin con el Príncipe heredero Saudi, Mohamed bin Salmán, señalado por la CIA como posible responsable del asesinato del periodista Jamal Khashoggi en Turquía, cuando era la primera vez que el heredero de la monarquía y el mandatario Ruso coincidían después del asesinato que ha conmocionado al mundo.

Por otra parte, la posesión del nuevo presidente de los mexicanos, Andrés Manuel López Obrador sirvió para escuchar una serie de señalamientos a la corrupción que se vive en el país manito, al mal manejo del gobierno saliente con Enrique Peña Nieto a la cabeza y a la situación de orden público.

Anuncios, como que contará con una Guardia Nacional, que no vivirá en Los Pinos, que venderá el avión presidencial, los carros de alta gama de los funcionarios públicos y que pondrá en marcha la baja de los sueldos a los funcionarios del Estado y aumentará por encima de la inflación los sueldos de los ciudadanos, al igual que llamar inhumano colaborar con las grandes empresas en detrimento del pueblo fueron temas que llamaron la atención a los asistentes al evento del juramento.

Quizá el momento mas bochornoso fue cuando después de hablar hora y media comenzó a dar las gracias a los mandatarios y autoridades que asistieron al evento y al nombrar a Nicolás Maduro, escuchar los gritos “dictador, dictador, dictador”.

“No le robaré al pueblo, la garantía es que soy un hombre honesto y le respondo a un joven que en una bicicleta se puso a la par del vehículo que me trasportaba y me pidió “no nos vaya a fallar” y de verdad que no les voy a fallar.

Creo que algunos de los mandatarios asistentes se pudieron sonrojar y sentir aludidos cuando López Obrador habló de derrotar la corrupción y aprobar leyes para ello, mientras que en otros países esto ha pasado como un saludo a la bandera.

Ahora si hablando de Colombia, se puede decir que al ciudadano de a pie le ha importado mucho lo que tiene que ver con la ley de financiamiento que entra a estudio definitivo a partir de este lunes en el Congreso de la República y que a pesar de los anuncios hechos de varios recortes, no hay seguridad y tranquilidad por lo que vaya a suceder; porque no le creen al Gobierno y mucho menos al Congreso.

Lo de los impuestos son necesarios para el buen funcionamiento del país; pero mientras no se haga algo para evitar la corrupción, todo está perdido y es agua que se va entre los dedos.

Otra cosa que tiene en veremos a la población colombiana es lo que está sucediendo con le presidente Iván Duque que en mas de una vez ha tenido que reversar una serie de cosas como leyes en el Congreso, como se ve en el caso de la Reforma a la Justicia, que muchos han mirado con desconfianza y ahora el presidente anuncia que si es necesario la retira y la presenta con otros cambios para la próxima legislatura.

El ciudadano común y corriente no cree en la justicia y en los anuncios que está haciendo el
Gobierno, y lo mas curioso del caso es que no toda la culpa se la echan al mandatario de los colombianos.

Esta semana será crucial para las reformas y leyes en el Congreso, comenzó diciembre y el 13 del mismo mes finalizan las sesiones ordinarias, aunque lo normal sería que los Padres de la Patria trabajaran hasta el 16.

Que bueno hubiera sido que escucharan al nuevo presidente de México cuando anunció bajar los sueldos a los funcionarios públicos que ganan altas cifras para de esta manera bajar el gasto de administración y que los senadores y representantes siguieran el ejemplo además de trabajar.

Hay que recordar que el 2019 es un año de elecciones regionales y muchos de nuestros honorables padres de la patria, por no decir todos, se dedicarán a la actividad política en sus regiones para sostener sus caudales políticos.

Que buen regalo sería para los colombianos, de fin de año, saber que el Congreso cumplió y que no se manejo de manera farandulera esta primera etapa legislativa del 2018 al 2022.

Quiero terminar con un tema bastante espinoso como es el del Fiscal General de la Nación, no quiero opinar al respecto, aunque si transmitir lo que dice el ciudadano normal que no cree en el Fiscal Ad Hoc, porque no hay confianza en la justicia que, como se ha dicho siempre, opera solo para los de ruana.

El debate al Fiscal en el Congreso fue una gran mentira y pérdida de tiempo, allí no pasa nada, porque todo el mundo está blindado por las investiduras, tanto como Fiscal como Congresistas y a la hora de la verdad no se sabe quien dice la verdad y la mentira; aunque si sería bueno que se respetara la libertad de prensa cuando hay medios que se dedican a investigar y a hacer las cosas bien y a presentarlas con verdaderos fundamentos.

Con que se vaya el Fiscal no se soluciona nada, y me perdonan pero sería el caso de la mujer infiel que por ser infiel el esposo vendió el sofá y no solucionó el problema de la infidelidad.

Lo que se necesita es que el Gobierno de Iván Duque haga algo para erradicar la corrupción en todos los estamentos, tanto en los poderes ejecutivo, legislativo y judicial y que la desconfianza en las autoridades y ahora en la Policía desaparezcan del ciudadano cuando vean que las cosas se están haciendo bien.

Nota: Es el colmo que un partido de la Copa Libertadores de América se juegue en España, cuando el evento se hace en honor a quienes nos libertaron de la Madre Patria, eso no lo entiende nadie y lo que hay que hacer es que las autoridades deportivas, civiles y Gobiernos hagan respetar las leyes en cada país. Argentina queda muy mal cuando muestra no ser capaz de controlar a sus ciudadanos y que tengan que salir de su territorio para disputar un simple partido de fútbol como el de River – Boca.

[email protected]

Compartir: