El 23, el 28 y el 13

Por Gustavo Alvarez Gardeazábal

El país no está apostando a su futuro ni las tres cifras anteriores corresponden a un chance o un baloto. Son los días que los camioneros,los estudiantes y las centrales obreras han programado para salir a la calle e insistirle al gobernante que retire la REFORMA MISERABLE y cuadre caja de tesoreria y de universidades,reestructurando el presupuesto despilfarrador que aprobaron para el 2019.

Los camioneros, que han venido parando en los últimos 20 años, algunas veces en forma muy tímida, en otras, como hace un par de años causando inmenso bloqueo a la economía nacional y precipitando la inflación, anuncian que el 23 de noviembre irán al paro. No se sabe, hasta ahora, si la ministra del ramo ( la misma que prefirió quedarse muda ente el puente acordeón de Sacyr),establecerá conversaciones con los dirigentes camioneros de todas las agremiaciones o repetirá la pendejada de sus antecesores  de tratar de dividir el paro.

Los estudiantes, entusiasmados por el éxito que han estado teniendo con sus marchas, saboteadas, infiltradas o lo que sea, pero finalmente clamorosas, han convocado a una toma de las principales ciudades del país el día 28. El presidente no los ha recibido aún porque probablemente no se han disfrazado de enanitos de Blanca Nieves o de cantantes de reguetón,pero la parca ministra de Educación, dijo que hoy reabría la mesa de conversaciones con ellos.

Lo duro empero, es la movilización y paro nacional que las centrales obreras están organizando y al que piensan no solamente unir estudiantes y profesores, sino comerciantes asustados con el IVA, y trasportadores de ciudad y carretera, para demostrar que la REFORMA MISERABLE es una provocación innecesaria al pueblo colombiano. Ojalá gobiernen,no solamente repriman.

@eljodario
[email protected]

Compartir: