La gran mentira del tal censo

Por Gustavo Alvarez Gardeazabal

El tal Censo que para saciar nimios apetitos precipitó forzadamente el gobierno Santos,ha terminado por fin.Y ha terminado mal,muy mal,como era de esperarse para quienes lo vimos parir de la nada,armarse con trucos ingenuos y financiarse esquivando la Ley de Garantías.Los resultados que ha explicado el nuevo director del DANE convierten al tal Censo en lo que era: una gran mentira. Segun lo ha explicado el profesor Oviedo(,un gomelo relanzado a la escena pública con cara de yo no fui) mientras nos repite con su angustia  facial que efectivamente ese bodrio fue apenas un amasijo de datos, los colombianos nos enteramos que  escasamente  somos 45 millones de habitantes.

Nadie le va a creer a ese tal Censo,pero como lo hicieron los ordeñadores del régimen santista a través del FONADE, y no del DANE, para así repartir los últimos pesos del despilfarrado presupuesto, y nadie quiere por consiguiente asumir ni su autoría ni su responsabilidad,va a quedar solo ahí,registrado en una memoria que cada vez está más en la nube cibernética y menos en  nuestros recuerdos. Eso si, lo van a usar oficialmente para lo que les convenga y como tal nada de raro tendría que el ministerio del déspota  Carrasquilla lo utilice para recortar las transferencias a las regiones y para tanta otra cosa que requiera el motilado o la desviación de los recursos del estado.

Pero como este país siempre tiene una hendija de suerte,y detrás de ella en las últimas décadas ha estado la mano y el perrero de Alvaro Uribe,podría hasta llegar a pensarse que el tal Censo sirva para que los travestidos congresistas modifiquen el presupuesto, reasignen las partidas que se liquidan por el número de habitantes y consigan compensar los 14 billones que se inventaron como faltante para meternos imbécilmente la Reforma Miserable y se decidan a retirarla porque no habría déficit.

@eljodario

[email protected]

Compartir: