Aunque Bernardo Miguel Elías Vidal ya fue condenado por los delitos de cohecho propio y tráfico de influencias, quiso frenar el llamado a juicio por concierto para delinquir agravado y lavado de activos. Sin embargo, la Sala Civil le negó esa posibilidad.
Bernardo Miguel Elías Vidal, más conocido como Ñoño Elías. Senado de la República

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia negó una tutela con la que Bernardo Miguel Elías Vidal, más conocido como Ñoño Elías, buscaba frenar el llamado a juicio por los sobornos que pagó Odebrecht en Colombia. El excongresista ya había sido condenado por este alto tribunal a seis años y ocho meses de prisión cohecho y tráfico de influencias, los cuales fueron aceptados por el congresista. Sin embargo, buscaba detener su proceso por concierto para delinquir agravado y lavado de activos, dos delitos que aún tiene pendientes ante la justicia.

En relación con estos dos últimos delitos, el excongresista dijo que la Corte Suprema ya no tenía competencia para continuar con el proceso por el Acto Legislativo que creó la doble instancia para aforados constitucionales. Sin embargo, el alto tribunal negó las pretensiones al considerar que la doble instancia entró en vigor el 18 de enero de este año, pero que, como no había entrado a operar la Sala de Instrucción, debía continuar con el proceso penal mientras se implementaba. ÑoñoElías dijo, además, que los hechos que le atribuyeron en la acusación no eran válidos.

Por eso, el excongresista, uno de los más votados en las elecciones del 2014, interpuso una acción de tutela en la que solicitó a la Corte Suprema, además de la protección de sus derechos al debido proceso, a la defensa, al acceso a la administración de justicia, a la doble instancia, a impugnar y al juez natural, que anule todo lo hecho en su proceso a partir del 18 de enero de este año, día en que empezó regir la doble instancia.

Al revisar el recurso, la Sala Civil rechazó los argumentos planteados por el exsenador arguyendo que el pasado 23 de julio ya le había notificado que continuaba con el proceso penal. Además, porque el expediente ya fue remitido a la Sala Especial de Primera Instancia “conforme a lo señalado por el Acto Legislativo 01 de 2018, despacho judicial en el que, entre otras cosas, aún no se ha llevado a cabo la audiencia preparatoria”. La Sala Civil de la Corte Suprema dejó claro que, en este caso, la tutela no es el mecanismo idóneo, pues existen otros mecanismos para que exponga sus argumentos e inconformidades.

Según la investigación que adelantó la Fiscalía, varios testigos claves en el caso de Odebrecht denunciaron que el congresista de Sahagún (Córdoba) recibió millonarios sobornos con el fin de favorecer las pretensiones de Odebrecht en el año 2014. Para la entidad, Ñoño Elías movió influencias en el Congreso para lograr que la firma brasileña se quedara con el contrato de construcción de la vía Ocaña-Gamarra. Las pesquisas de la Fiscalía en este caso han mostrado que Elías Vidal también habría intervenido en procesos que se adelantaban en la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).