Curules de paz y reforma a la JEP, a punto de hundirse en el Congreso

El actual periodo de sesiones del Congreso de la República entró en su recta final. A 39 días del cierre, el Gobierno y los partidos políticos hacen cuentas y revisan qué proyectos lograrán aprobar y cuáles no, intentando salvar aquellos que puedan ser prioritarios.

En el caso del Centro Democrático, partido de Gobierno, su apuesta está en el proyecto de acto legislativo que pretende crear nuevas condiciones para el sometimiento de miembros de la Fuerza Pública en la Jurisdicción Especial de Paz y que, por falta de consenso, no ha logrado llegar al orden del día en la Plenaria del Senado.

“Vamos a tratar de meterlo la semana entrante. No logramos ayer las firmas porque no les gustaba la exposición de motivos, que era muy escueta, pero vamos a insistir. Sin embargo, hay que decir que es un acuerdo que se está tratando de llevar y que hoy, como está, no satisface a nadie. Si el proyecto se quedara como está, el Centro Democrático no va a seguir con él”, precisó.

Durante la discusión del primer debate, en la Comisión Primera del Senado, se dieron hechos políticos importantes que daban a entender que había un ambiente favorable para sacar adelante la iniciativa, ya no con la creación de una sala especial para policías y militares, sino con un aumento en el número de magistrados, cambiando además su forma de elección.

La histórica foto de los defensores y los opositores del proceso de paz, sentados en la misma mesa buscando alternativas, fue protagonista de la agenda nacional, pero en el fondo las diferencias en torno a la JEP son tan profundas, que parece imposible lograr un acuerdo real para completar los ocho debates.

Adicionalmente, los tiempos están tan estrechos que pareciera no van a alcanzar. Así lo admite el propio presidente del Senado, Ernesto Macías, quien indicó que “para lo que ya no entró de acto legislativo a las plenarias, no alcanza el tiempo”, por lo cual calificó de muy difícil su aprobación.

El tema está relacionado con que, al tratarse de una reforma constitucional, debe superar ocho debates repartidos en dos vueltas. Los cuatro primeros tendrían que estar listos a más tardar el 16 de diciembre próximo, día en que concluye el actual periodo de sesiones ordinarias. Como solo ha logrado ser aprobado en uno, los tiempos están cada vez más estrechos y el ritmo del Congreso no avanza como debería.

Aunque para el senador Macías afirma que estaría prácticamente hundido el proyecto, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, se declaró optimista.

“Por tiempos el proyecto tiene la posibilidad de continuar su trámite. Es  una reforma constitucional, que pasó su primer debate en la Comisión Primera del Senado, y continuará su trámite en la Plenaria. Esperamos que pueda seguir el acuerdo para que salga adelante el trámite”, afirmó la jefe de la cartera política.

Nuevamente es riesgo las curules de paz

Exactamente la misma situación ocurre con el acto legislativo que busca crear 16 curules para las víctimas del conflicto, un asunto que tiene pendiente el Congreso y que ha fracasado en dos oportunidades por la oposición del uribismo y la falta de respaldo de otros partidos.

La iniciativa ha sido liderada por los senadores Roy Barreras, del Partido de La U, e Iván Cepeda, del Polo Democrático, y está planteada como un mecanismo para dar representación a las más de ocho millones de víctimas que ha dejado el conflicto colombiano, a través de organizaciones de víctimas, organizaciones campesinas y sociales.

La próxima semana se espera haya claridad sobre el futuro de ambos proyectos.

Compartir:

Comments are closed.