Yo tenía una idea equivocada de Marlon Marín: ‘Jesús Santrich’ rompe el silencio

Desde la cárcel La Picota, el exlíder de las Farc ‘Jesús Santrich’ respondió una entrevista escrita a BLU Radio en la que reveló que el sobrino de Iván Márquez, Marlon Marín jugó con su buena fe y le tendió una trampa, al cuadrar reuniones con supuestos empresarios interesados en los proyectos productivos, e incluso con el cuadro que según la Fiscalía fue enviado al jefe del cartel de Sinaloa.
Santrich reveló por primera vez los detalles de los dos encuentros que sostuvo con supuestos empresarios, que le manifestaron que querían hacer una gran inversión “de una sola vez” en proyectos productivos. Según el exjefe guerrillero, incluso el presidente de Surinam estaba interesado en sumarse a estas inversiones.
Zeuxis Pausias Hernández Solarte, más conocido como ‘Jesús Santrich’, declaró que nunca se sentó en la mesa de su casa para discutir algo diferente a temas que impulsaran el Acuerdo de Paz. Sostuvo que la tesis de la Fiscalía no tiene sentido teniendo en cuenta que su vivienda, donde según el ente investigador se dieron las reuniones con enviados del cartel de Sinaloa, estaba bajo vigilancia de las autoridades 24 horas.
Sobre la reunión con los empresarios, de la que ‘Santrich’ habla en el audio que la Fiscalía entregó a la JEP, el exlíder guerrillero afirmó que “no se trataba de una reunión extraña, porque en mi papel de integrante de la Comisión de Impulso a la Implementación de los Acuerdos (CSIVI) este tipo de encuentros se daban con frecuencia, especialmente para hablar de propuestas de proyectos productivos, y en esta materia Marlon Marín nos había presentado varias iniciativas referidas a la promoción de Granjas Econativas y a la cría de Pirarucú”.
A continuación, BLU Radio preguntó a Santrich sobre la identidad de estos empresarios, a lo que él respondió que fue engañado por Marlon Marín, quien según su versión fue quien cuadró los encuentros que lo tienen tras las rejas:
“Nosotros escuchábamos y si nos parecía que una propuesta era útil y se acoplaban a las necesidades, sobre todo del campo, lo remitíamos al Gobierno, pero jamás progresó ninguno. En ese momento yo tenía la idea equivocada que Marlon Marín trabajaba formalmente para el doctor Simancas (refiriéndose a Carlos Fidel Simancas, en líos por contratos relacionados con la implementación del acuerdo) y que tenían vinculación y mandato del Ministerio del Postconflicto”, contestó.
Santrich narró que después de ingresar a la cárcel se dio cuenta de que Marlon Marín no era quien afirmaba ser y que incluso habría engañado a empresarios interesados en apoyar la implementación del Acuerdo de Paz. 
“Después de mi captura y por las noticias es que me entero y comprendo que por lo menos Marín no tenía vínculo formal con el Gobierno, pero si era evidente que tenía las relaciones con este y algunos contratistas, a quienes seguramente también se acercó mediante engaños. Para mí era alguien que hacía legalmente la gestión de los proyectos. Lo que si estaba totalmente claro, para mi, es que a las Farc no pertenecía”, declaró Santich. 
De hecho, más adelante al hablar sobre las medidas de la Fiscalía en su contra, Santrich resalta que Marlon Marín también intentó tender la misma trampa a ‘Iván Márquez’ e incluso lo menciona como si estuviera relacionado con la Fiscalía.
“El Fiscal no es el titiritero, es simplemente una peligrosa pieza de este teatro de la perfidia. Comienzan ahora conmigo, de pronto por mi vehemencia, frente a los incumplimientos del Estado respecto al Acuerdo de Paz, pero esto no es nuevo. Vale la pena recordar que a Iván Márquez su sobrino intentó sin éxito tenderle la misma trampa”, contestó.
Santrich reveló, además, detalles de los dos encuentros que sostuvo con estos empresarios que le manifestaron que querían hacer una gran inversión “de una sola vez” en proyectos productivos.
“No tuve relacionamiento con ninguno de los dos señores que me fueron presentados como empresarios de la agro-industria. Las dos reuniones que tuvimos fueron muy breves. En la primera manifestaron la intención de participar del proceso de reincorporación con los proyectos, especialmente Granjas Econativas, incluso recuerdo que en algún momento hablaron de la posibilidad de instalarse en Colombia por los problemas de inseguridad que había en México. En la segunda reunión, para cuya realización me insistieron, porque dadas mis ocupaciones yo no los podía atender, también fue breve…Yo tenía una reunión, un compromiso con Iván y no podía demorarme con ellos, y por eso no se alargó”, indicó.
Según Santrich, era Marlon Marín el encargado del contacto con los empresarios para concretar las inversiones en los proyectos. El exlíder de las Farc dice que advirtió al sobrino de Iván Márquez sobre la necesidad de gestionar todo directamente con el Gobierno.
“Recuerdo que ellos dijeron que querían hacer toda la inversión de una sola vez. Sobre estas granjas se suponía que Marlon ya venía adelantando trámites con el Gobierno. De eso hay documentos que explican el tipo de Granjas Econativas que se le propuso al Gobierno que enviara un diseño hecho por el Doctor Carlos Simancas a partir de las visitas que él y Marín habían hecho a los ETCR, a los Espacios de Reincorporación. De hecho, cuando concertamos la segunda cita fue específicamente para hablar de este tema y así fue, pero sin detalle porque algo que le había dicho a Marín era que la gestión debía enfatizarse con el Gobierno, pues como FARC no teníamos capacidad diferente a la de impulsar la implementación”, respondió.

El exjefe guerrillero aseguró que una reunión con el supuesto fin de cuadrar una operación de tráfico de droga era “imposible” en la casa que registró la Fiscalía debido a que su vivienda funcionaba como una oficina.
“Allí atendíamos desde asuntos de trámite, hasta periodistas e incluso ministros del Gobierno. En la entrada estaba la guardia policial de 24 horas que permanecía haciendo los controles ahí, de lo cual debe haber registro oficial. En esa casa había ocho cámaras incluyendo la del comedor. Ahí nada se hacía oculto y los policías podían entrar y salir cuando quisieran. Al interior de la casa permanecían oficiales de la UNP”, añadió.
El exlíder de las Farc contó a BLU Radio lo que según él pasó con el episodio del billete de dólar roto por la mitad, registrado en vídeo, que según la Fiscalía fue el santo y seña par la entrega del cargamento de cocaína al Cartel de Sinaloa en Miami.
“Sobre el episodio del billete, la verdad es que no tengo conciencia de que me hayan entregado medio o un billete y no hubo conversación o insinuación referida a ello. Cualquier cosa, papel, documento que me hayan pasado a mis manos durante la reunión, tenga la seguridad que no me quedé con él o lo conservé, pues siempre le entrego las cosas que me dan a quien me está acompañando. Nunca me reúno solo con nadie”,declaró.
“Sobre lo que si pueden tener absoluta seguridad es en que lo que haya pasado por mis manos no tenía nada que ver con negocios de índole ilícita, porque ni en esa ni en ninguna reunión yo hablé con ninguna persona de negocios ilegales, ni siquiera de manera insinuada”, aclaró Santrich. 
También se cuestionó a Hernández Solarte sobre el dibujo que según la Fiscalía envió como detalle después de cerrar el negocio ilícito a Ramón Caro, jefe del cartel de Sinaloa. Asegura que siempre hacía este tipo de regalos a quienes apoyaban el Acuerdo de Paz y que Marlon Marín fue quien se lo pidió para el señor “Caro”.
“No tengo la cuenta y relación de nombres, pero si la certeza de que todos han sido entregados en agradecimiento a la efectiva colaboración o disposición del destinatario, al impulso de esa paz.Ese es el caso del supuesto señor Caro. En este caso quien me pide el obsequio de una copia litográfica para este personaje, en el contexto de que es un empresario que quiere contribuir en el impulso de los proyectos productivos, es Marlon Marín al final de una de las dos reuniones que tuvimos en la casa donde yo vivía.
Esa es una de las tantas copias que había en la sala destinada para hacer ese tipo de presentes de cortesía”, sostuvo ‘Santrich’.
El exjefe guerrillero dijo que lo que se puede ver en los vídeos de todas las cámaras presentes, sin malinterpretarlo, es el registro del saludo con los empresarios, la reunión breve en la mesa del comedor, “y luego la despedida que es el momento en que Marín ve la copia del cuadro y me la pide con una dedicatoria. Todo eso seguramente está registrado. Incluso hay un momento en que ellos hablan de que el presidente de Surinam también estaba interesado en hacer inversiones. Intervengo poco y quizás yo pueda aparecer un poco distraído porque estaba pensando en que ya me tenía que ir”. 
Finalmente, ‘Jesús Santrich’ afirmó que siente el apoyo de su partido en medio de lo que llama falsas acusaciones en su contra y que cree en la voluntad de paz de ‘Iván Márquez’ y ‘el Paisa’.
“Yo confío absolutamente en eso y sé que sus decisiones las han tomado para preservar la poca confianza que las bases guerrilleras, las bases de excombatientes tienen en el proceso, producto de los incumplimientos. Ellos están en el deber de preservar sus vidas y su libertad para seguir orientando a las bases, como sé que lo están haciendo, sin necesidad de exponerse a alguna situación que resulte demoledora para la esperanza de paz de los colombianos”, concluyó.
BLU RADIO
Compartir: