Por tierra y aire buscan a Albertico, el niño desaparecido en la Sierra Nevada

Mientras todo un ejército interinstitucional busca por aire y tierra  a Alberto Cardona, de 6 años, desaparecido hace 21 días en la Sierra Nevada de Santa Marta, en la jurisdicción de Tigrera, una vereda del  corregimiento Minca, Juliana Sanguino, la madre, no pierde las esperanzas y con fe asegura: “¡Mi hijo está vivo!”.

“Aferrada a Dios” y fortalecida por el amor de sus otros dos hijos –también menores– la mujer ansía escuchar que el bordón de la casa apareció sano y salvo.

“Lo estoy esperando con los brazos abiertos”, manifestó sollozante.

Agregó que “lo único que quiero ahora es abrazarlo y besarlo, pero también prepararle su comida preferida: espagueti”.

A Juliana se le nota fuerte, habla con todo el mundo, realiza sus diligencias personales, va a la iglesia, atiende a sus otros dos hijos, colabora en la búsqueda y no se rehúsa a las preguntas de los periodistas. De ahí que se hayan dado comentarios en el sentido de que “está tranquila”.

“Quizás me ven bien por fuera, pero no saben lo que llevo por dentro”, anotó.

En las últimas horas una noticia acrecentó más las esperanzas de Juliana, luego que el comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Gustavo Berdugo, fuese informado de que alguien en Minca tendría noticias sobre el paradero del menor.

$70 Millones

El titular de la Dirección Antisecuestro y Antiextorsión de la Policía Nacional, Brigadier General Fernando Murillo Orrego, le hizo saber a la madre y por su conducto a toda su familia que “Alberto también es preocupación del Gobierno Nacional y la fuerza pública”.

Dijo que todos los esfuerzos institucionales se están dando con el fin de encontrar al pequeño. “Hoy le decimos a la señora Juliana que hay un compromiso institucional”, precisó el alto oficial.

Indicó que a los $10 millones de recompensa que ofreció la Alcaldía Distrital y los otros $10 millones de la Gobernación del Magdalena, se sumaron  $50 millones más de la Policía Nacional, lo cual significa que la gratificación por quien suministre información que conduzca a la ubicación del niño es de $70 millones.

Compartir: