Oposición insiste en que la educación sigue desfinanciada

A pesar de la reasignación de $500 mil millones que hizo el Gobierno para el presupuesto de la educación superior pública de 2019, la oposición advierte que se requieren otros $500 mil millones para el sector para acabar este 2018.

“No hay un peso para este año y se necesita medio billón para este año, es decir la educación pública sigue siendo muy deficitaria, nosotros creemos que hay que hacer otro esfuerzo, está entrando más dinero por el petróleo, y estamos esperando que las adiciones puedan pasar a la educación superior”, advirtió la senadora de los Decentes, Aída Avella.

Hizo un llamado en este sentido al Ejecutivo: “No podemos dejar que las universidades se caigan, como la Universidad Nacional o la sede de Valledupar que está sin baños”.

Envió además un mensaje a los estudiantes que protestan en las principales ciudades del país: “Estamos con ellos, tienen la razón y vamos a defender el criterio de que los libros deben reemplazar las armas, y que aumenten los maestros en vez de otras cosas”.

Finalmente, llamó la atención sobre algunas “venas rotas del presupuesto”, que podrían usarse, en su opinión, para la educación: “Existen las venas rotas del presupuesto, como las cámaras de comercio, que reciben impuestos y no dan un peso a un municipio, a un departamento ni a la nación; las notarías, dque son supremamente ricas; las curadurías, donde no se sabe que se hace con los impuestos; y los peajes”.

Compartir: