Gobernador de Cundinamarca firmará contrato de estructuración de Regiotram

El Gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey Ángel, firma este martes  el contrato de estructuración técnica, legal y financiera del Regiotram de Occidente con el consorcio ganador del concurso de méritos realizado para tal fin.

El contratista elegido será la responsable de realizar la estructuración técnica, legal y financiera para la construcción de la infraestructura ferroviaria y su mantenimiento y la operación integral, que incluye la adquisición del material rodante y la prestación del servicio del proyecto, de acuerdo con el modelo de transacción aprobado.

También será responsable de generar las especificaciones abiertas para la construcción de la infraestructura para el proyecto, realizar los estudios de mercado, y elaborar los estudios y diseños a nivel de factibilidad.

Al acto de la firma del contrato acompañarán al Gobernador, la secretaria de Transporte y Movilidad de Cundinamarca, Jeimmy Villamil; el gerente de la Empresa Férrea Regional, Andrés Trujillo, y el representante legal del consorcio ganador.

¿Qué es el Regiotram?

El Regiotram es un proyecto que se desarrollará a través de un tren ligero entre Facatativá y Bogotá, pasando por los municipios de Madrid, Funza y Mosquera en una extensión de 41 kilómetros con 17 estaciones (11 en Bogotá y seis en Cundinamarca, en los municipios de Mosquera, Madrid, Funza, Sector El Corzo y Facatativá). El nuevo sistema de transporte recorrerá 26 kilómetros en el departamento y 15 en Bogotá, D.C.

Entre los beneficios del Regiotram se destacan la disminución significativa de los tiempos de viaje, los niveles de ruido, la accidentalidad, la emisión de CO2 y los costos de operación; garantizando mayor confort y seguridad para los usuarios.

El tren ligero es una obra que pasará por el corredor férreo entre la carrera 10.ª y el municipio de Facatativá. Se estima que tendrá 17 estaciones, 12 de las cuales estarán en la capital y las restantes en Mosquera, Madrid, Funza, sector El Corzo y Facatativá, que contará con dos paraderos.

De concretarse el proyecto del aeropuerto El Dorado II, que quedaría en Facatativá, se convertiría en un sistema de transporte clave en la zona.

La obra se desarrollará a través de un sistema de alianza público privada. A precios del 2016, el costo de la construcción se estimaba en 5,5 billones de pesos, de los cuales el 70 por ciento ($ 3,85 billones) corresponderán a recursos privados y el 30 por ciento restante ($ 1,65 billones) a recursos públicos de la Nación y la Gobernación.

Sin embargo, este monto se dividirá en dos: $ 955.000 millones los aportará el Gobierno Nacional y lo demás la administración departamental. Los municipios ni la capital pondrán recursos para el proyecto.

Compartir:

Comments are closed.