Estallido

Por Gustavo Alvarez Gardeazabal

El lunes pasado el gobernador Luis Pérez hizo estallar por los aires uno de los mitos más arraigados en Colombia: el de la férrea y monolítica unidad de los antioqueños para ser solidarios como un solo cuerpo en las buenas y en las malas. Ese dia, ante la Asamblea Departamental,el gobernador mostró que lo de Hidroituango ha sido una carrera consecutiva de errores, afanes, desesperos y metas desproporcionadas.Pero,sobre todo,que nada de lo que ha venido pasando allá tiene origen en actitudes diferentes a equivocadas determinaciones gerenciales de casi todos los que han participado en la frustrada construcción de la hidroeléctrica en las aguas del río Cauca

La torpeza conque pretendieron volar las tapas de los túneles,  que mandaron cerrar también precipitada e inopinadamente, es apenas igual al tamaño de la mentira usada para hacer creer que era un gesto heróico inundar casa de máquinas,cuando fue apenas  consecuencia inevitable de una situación creada.El fracaso de la empresa contratada, TIFS para hacer los  dos primeros túneles, los  repetidos y absurdos usos de dinamita para volar las rocas dentro de la montaña quebrándole las entrañas y fragilizándola, y el no revestimiento adecuado del tercer túnel para el flujo del torrente de agua que terminó pasando, demuestran la ingeniería del desespero que inundó las mentes de las directivas de EPM, de los constructores, de los asesores y de los interventores.

Lo más grave, empero, es que ese informe hace estallar por los aires la famosa ética del emprendimiento antioqueño ,que se desbocó para caer en el ejercicio de la ley del  avispado, pero patinando en  el sofisma del gato tapando su propio popó.No exageraba entonces esta columna cuando denunció esos y otros detalles.Ojalá Antioquia inteligente entienda y deseche en el olvido a los acumuladores de torpezas de Hidroituango.

@eljodario

[email protected]

PUBLICADO EN ADN

Compartir: