Un colombiano y una guatemalteca, galardonados con premio Nobel alternativo

Iván Velásquez, el colombiano jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, Cicig, y la exfiscal general de ese país Thelma Aldana fueron distinguidos este lunes por la fundación Right Livelihood Award con el denominado Nobel Alternativo.

El jurado otorgó a Velásquez y Aldana el galardón honorífico, sin dotación económica, por “su innovador trabajo al exponer el abuso de poder y enjuiciar la corrupción, reconstruyendo así la confianza de las personas en las instituciones públicas”.

El premio, fallado en Estocolmo, fue también para los defensores de derechos humanos saudíes Abdullah al Hamid, Mohammad Fahad al Qahtani y Waleed Abu al Khair; el agricultor de Burkina Faso Yacouba Sawadogo y el agrónomo australiano Tony Rinaudo.

Estos últimos tres premios sí están dotados económicamente con un millón de coronas suecas cada uno de ellos (aproximadamente 113.000 dólares).

El fallo destacó que Aldana y Velásquez han estado a la vanguardia “de una de las experiencias anticorrupción más exitosas del mundo, encabezando los esfuerzos contra redes delictivas”.

Ganadores del premio Nobel alternativo

La presidenta de la fundación Right Livelihood, Amelie von Zweigbergk (d), y el director ejecutivo Ole von Uexkull.

Su labor es un “modelo” de acción legal local e internacional “único” y “referencia” para países con problemas similares, además de haber impulsado investigaciones criminales, como el caso “La Línea”, con más de sesenta procesamientos y el arresto del entonces presidente, Otto Pérez Molina, y su vicepresidenta Roxana Baldetti.

Aldana vive fuera de Guatemala por razones de seguridad, y a Velásquez, en su cargo hasta 2019, el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, le ha prohibido ingresar al país y ha instado al secretario general de la ONU a proponer nuevos candidatos al puesto.

Tanto la Corte de Constitucionalidad de Guatemala como la ONU han ratificado al frente de la Cicig a Velásquez.

De Abdullah al Hamid, Waleed Abu al Khair y Mohammad Fahad al Qahtani -en prisión- el jurado resaltó “sus esfuerzos visionarios y valientes, guiados por principios universales de derechos humanos, para reformar el sistema político totalitario en Arabia Saudí”.

El fallo elogió a Yacouba Sawadogo por “convertir tierra estéril en bosque y demostrar cómo los agricultores pueden regenerar su suelo a través del uso innovador del conocimiento local e indígena”.

El premio a Rinaudo es un reconocimiento por demostrar “a gran escala” que se pueden reverdecer tierras secas a costo mínimo, lo que ha mejorado “la calidad de vida de millones de personas”.

EFE

Compartir: