Contradicciones

El presidente, Iván Duque le salió al paso a las declaraciones de su embajador en Estados Unidos, Francisco Santos quien dijo que no se debían descartar opciones, incluso una intervención militar, en el caso de Venezuela.

Al respecto jefe de Estado declaró, “no tengo un espíritu belicista, pero mantenemos la firmeza para denunciar los atropellos de la dictadura de Venezuela”.

Aseguró que el camino diplomático debe agotarse, invitando a los países de la región para usar todos los canales diplomáticos y multilaterales, para superar la crisis del vecino país.

“Que esta acción pueda ser una coordinación de presión, que permita que el pueblo venezolano recupere pronto su libertad. Pero me reafirmó en esto, esto no es con espíritu belicista”, puntualizó el presidente Duque.

Se trata de una estrategia para, “arrinconar diplomáticamente a esa dictadura”, mitigar los efectos de la migración masiva y proteger a los venezolanos de las violaciones a los derechos humanos en el vecino país.

Compartir:

Comments are closed.