El Lobo Feroz probablemente hacía parte de una red de pornografía infantil: Dijín

El director de la Dijín de la Policía, general Jorge Luis Vargas, aseguró este sábado que alrededor de Juan Carlos Sánchez Latorre, alias El Lobo Feroz, “muy probablemente hay una red” de pornografía infantil a través de la internet entre Colombia y México.

Recordó el alto oficial que las pesquisas contra El Lobo Feroz se iniciaron en 2011 con la captura en Jalisco, México, de Héctor Manuel Farías López, alias Anthony, otro de los integrantes de la posible red y quien le compraba las fotos y videos de los presuntos abusos sexuales a menores que perpetraba y registraba Sánchez Latorre.

“A partir de lo que recibimos de México sabemos que muy probablemente hay una red de Hotmail, de la cual hacían parte tanto las personas en México como en Colombia para compartir estas imágenes tanto de los accesos carnales como de los abusos en los menores de 14 años, como de pornografía infantil”, dijo el general Vargas al noticiero televisivo capitalino ‘Noticias RCN’.

Agregó el director de la Dijín al respecto que las autoridades buscan identificar a otros miembros de la red que, según el medio televisivo, serían al menos ocho oersonas.

“Era una red que la tenían ellos de manera clandestina, secreta, con códigos y ‘passwords’ de entrada. Es lo que sabemos, estamos en la tarea hoy de identificar más miembros con información nueva que nos está llegando al proceso que hoy se sigue”, dijo Vargas.

Sánchez Latorre aceptó el pasado viernes haber cometido los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado, pornografía infantil con persona menor de 18 años y actos sexuales abusivos con menor de 14 años.

Por ello, la jueza 60 de control de garantías de Bogotá le dictó medida de aseguramiento en la Cárcel La Picota de Bogotá.

De acuerdo con las pesquisas tanto de la Dijín como de la Fiscalía, los casos de presuntos abusos sumarían 276 en total. La defensa pública del Lobo Feroz asegura, por su parte, que son entre 30 y 50 y que el señalado abusador en serie no tiene claro el número de víctimas de su confeso accionar.

Compartir: