Juan Carlos Madero, implicado en chuzadas telefónicas, no aceptó cargos

Ante una juez de control de garantías fue presentado Juan Carlos Madero Mendieta, implicado por su presunta responsabilidad en las denominadas chuzadas telefónicas al fiscal general de la Nación, el abogado Jaime Lombana y sus familiares.

Durante la audiencia de legalización de captura, a Madero Mendieta se le imputaron los delitos de concierto para delinquir, utilización ilegal de redes de comunicación, acceso abusivo a un sistema informático, violación de datos personales, utilización de software malicioso e interceptación de datos informáticos.

El fiscal delegado del caso reveló que Madero Mendieta era quien supuestamente hacía los contactos entre el senador Armando Benedetti y la empresa de interceptaciones para tener información de WhatsApp, correos y contactos del fiscal general Néstor Humberto Martínez y de su esposa en mayo de 2014 para establecer su conocimiento en el caso Odebrecht.

De igual forma, la Fiscalía estableció que Madero era quien entregaba directamente o a través de correos al senador Benedetti, por lo cual se pagó cuatro millones de pesos.

Asimismo, fue quien mandó a interceptar al abogado Jaime Lombana, a su esposa y a su hijo con el fin de obtener información sobre si estaba relacionado con el Cartel de la Toga o si era “gay”.

Para la Fiscalía, Madero sostuvo una relación directa con el dueño de Servientrega quien le requirió de sus servicios para interceptar a su hermano y su cuñado para saber si lo estaban espiando a través de sus correos.

Por este trabajo le pagaron a Madero 2 millones de pesos mensuales por el término de 6 meses.

Tanto Benedetti como el dueño de Servientrega también le solicitaron a Madero el servicio de blindar sus teléfonos para evitar que también fueran interceptados.

Madero Mendieta también solicitó información sobre el Fondo Premium bajo la orden del abogado Víctor Maldonado quien había ofrecido 3 millones de pesos.

Compartir:

Comments are closed.