Juez envía a la cárcel a alias ‘Lobo Feroz’

Fiscalía y víctimas dicen que son 276 casos de abusos sexuales. Defensa lo niega, señala que son entre 30 y 50 casos y precisa que el imputado aceptó tres delitos o conductas y no un número de casos determinado.

Tras nueve horas de audiencia, la jueza 60 de control de garantías de Bogotá dictó este viernes medida de aseguramiento en la Cárcel La Picota de Bogotá en contra de Juan Carlos Sánchez Latorre, alias El Lobo Feroz, quién aceptó cargos de acceso carnal abusivo, acto sexual abusivo y pornografía infantil contra varios menores de edad en Barranquilla y otras localidades de la Costa.

Frente al número de casos las partes no se ponen de acuerdo. La Fiscalía y las víctimas dicen que son 276, mientras que la defensa asegura que son entre 30 y 50 víctimas, y que el propio Sánchez no sabe a ciencia cierta.

La defensa asegura además que el imputado aceptó tres conductas, no casos. Es decir, admitió haber cometido tres delitos pero no precisó contra cuántas víctimas.

Según fuentes de la defensa, fue el propio Sánchez Latorre quien pidió ser recluido en La Picota porque no quería ir a Barranquilla sino quedarse en la capital.

En la diligencia no se exhibieron videos ni fotografías, por solicitud de la defensa, por lo que la fiscal del caso describió los vejámenes registrados en el material audiovisual. El Lobo Feroz, mientras tanto, escuchaba los relatos sin inmutarse.

No obstante, según su defensa, aceptó cargos, entre otros motivos, para que no se ventilaran más detalles de los hechos, ya que ahora tiene como religión el cristianismo y se arrepiente de lo que hizo.

A Sánchez, quien fue trasladado desde los calabozos de la Dijín en el antiguo DAS hasta los juzgados de Paloquemao desde las 6 de la mañana, lo escoltaron unos 45 agentes de la Dijín de la Policía.

Son de 30 a 50 casos: defensa

Jesús María Melo, defensor público de Sánchez Latorre, aseguró este viernes que lo de los 276 casos era una cifra que el imputado usaba para “llamar la atención” de la persona que le compraba material pornográfico infantil en México, “pero no quiere decir específicamente que son 276 víctimas”.

“Ese término de 276 él lo usaba para llamar la atención pero no quiere decir específicamente que son 276 víctimas”, dijo el abogado, y agregó: “Aceptó tres conductas diferentes, no casos diferentes”.

“Este es un caso particular, se llevaron a cabo las audiencias preliminares y se suspendió en este momento para decir sobre la medida de aseguramiento”, indicó Melo.

Sobre El Lobo Feroz y la aceptación de cargos que hizo señaló su defensor asignado: “Juan Carlos es una persona inteligente, aceptó los cargos por ese ánimo de colaboración, y porque no quiere que se ventilen algunos hechos en los cuales se declara responsable. (…) No quiere que se ventile públicamente este proceso”.

Frente al tema jurídico, el defensor dijo que es casi seguro que se dicte la medida y que no haya rebaja de penas: “Aunque no quiere decir que por todos los hechos pudiera haber eventualmente una sentencia condenatoria, no hay rebaja de pena por estos casos. Pero él llegó a Bogotá consciente de alguna responsabilidad independientemente de que la Fiscalía haya inflado el presupuesto material y la calificación jurídica”.

Sánchez Latorre aceptó los delitos de acceso carnal abusivo con menor de 14 años, acto sexual abusivo con menor de 14 años y pornografía infantil.

La cifra de las 276 víctimas salió de uno de los correos que El Lobo Feroz le enviaba a su presunto comprador de pornografía infantil mexicano, Héctor Manuel Farías López, alias Anthony, capturado en 2008 en Jalisco por parte de las autoridades del país centroamericano.

En uno de los correos, fechado el 14 de agosto de 2007 y enviado a la 1:20 am, por parte de El Lobo Feroz, cuyo nombre en el ‘mail’ es “venerable lobo feroz”, desde la dirección [email protected] y dirigido a [email protected], se lee en el asunto, en altas: “Hola: necesito tu ayuda: seria el unico favor que te podria pedir.” (sic).

El cuerpo del mensaje lo encabeza Sánchez Latorre con un “hola mi querido Anthonny” (sic), y pasa luego a contarle el último atroz crimen cometido contra un menor, al que llamaba primero por su nombre y luego por su ‘número’, en medio de la cruel lista que llevaba de víctimas: “se llama (…) y tiene 15 años que es ahora el 273” (sic).

Fiscalía: hay evidencias de 276 casos

“De acuerdo con el material probatorio recopilado en las investigaciones, Sánchez Latorre presuntamente realizaba videos de contenido sexual con niños y adolescentes, y los compartía en internet. Asimismo, en la verificación de sus conversaciones por correo electrónico se constató el tipo de vejámenes a los que sometía a sus víctimas”, dijo en rueda de prensa este jueves la vicefiscal María Paulina Riveros.

Agregó que el fiscal de conocimiento tiene indicios sobre hechos en los que estaría involucrado alias El Lobo Feroz, que relacionan a 276 víctimas menores de edad.

“En los casos conocidos por la Fiscalía se ha establecido que el señalado abusador sexual frecuentaba las salas de juegos de los centros comerciales en el norte de Barranquilla, abordaba a los menores de edad y les ofrecía dinero para llevarlos a sitios específicos en los que realizaba actos sexuales, les mostraba videos y fotografías de contenido pornográfico infantil”, se lee en el comunicado del ente acusador.

 

Compartir: