ELN liberó a cuatro uniformados y dos civiles que estaban secuestrados en el Chocó

BOGOTA, 12 de septiembre_ RAM_ La guerrilla del ELN liberó este miércoles en Chocó a cuatro miembros de la fuerza pública y dos civiles que tenía en su poder.

Se trata de los policías Wilber Rentería, Luis Carlos Torres Montoya y Yemilson Leandro Gómez Correa; el soldado profesional Jesús Alberto Ramírez Silva y dos civiles.

Las liberaciones se alcanzaron gracias a la intermediación de Iglesia, la Defensoría del Pueblo y la Cruz Roja Internacional.

La entrega ocurrió en la región del bajo Atrato chocoano, a cuatro horas en lancha desde Quibdó, capital del departamento desde donde salió la comisión humanitaria, integrada por el defensor del pueblo, Carlos Alfonso Negret, el obispo de Quibdó como delegado de la Iglesia católica y dos funcionarios del CICR.

Aunque el Ejército y la Policía planearon apoyo por aire para facilitar la llegada de los liberados a Quibdó, por protocolos establecidos con el ELN el recorrido a la capital del departamento será por lancha y se espera que estén en el lugar a las 6:00 de la tarde de este mismo miércoles, para comenzar su traslado a Bogotá.

Tras confirmarse la liberación, alias ‘Uriel’, miembro del Frente de Guerra Occidental Ómar Gómez del ELN -responsable del plagio-, publicó un video en que afirma que la guerrilla entiende esta liberación como “una acción humanitaria unilateral” y que serán los propios liberados quienes “den fe” de haber recibido “trato digno” durante el plagio.

ELN anuncia liberación de seis secuestrados

‘Uriel’, máximo jefe del Frente de Guerra Occidental del ELN en Chocó, aseguró en un video que la liberación se demoró “por la falta de compromiso” del Gobierno para establecer los protocolos.

“Respetuosos de nuestro código de guerra a fin al DIH hacemos entrega de las seis personas detenidas en la región del Atrato, serán ellos los que darán fe del trato digno (…) Esta liberación es una acción humanitaria unilateral”, precisó.

En la grabación, en la que aparece el comandante guerrillero junto a otros siete guerrilleros fuertemente armados, indica que esta liberación presentó retrasos “por negligencia y obstinación del Gobierno”.

“Nunca hubo protocolos ni pactados ni de forma unilateral por parte de Gobierno, nunca hubo desmilitarización por parte del Gobierno”, indicó.

 

Compartir:

Comments are closed.