No me enriquecí con la emisión de los denominados ‘Bonos Agua’: Carrasquilla

El ministro de Hacienda asegura que “no se empobreció ningún municipio” con los contratos de crédito “que les permitieron desarrollar infraestructura de agua potable y saneamiento básico”.

En la madrugada de este lunes, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, emitió un comunicado en respuesta a las denuncias periodísticas sobre su presunta participación en un negocio de préstamos con altas tasas de interés a 117 municipios del país.

“Es falso que yo o mis socios nos hayamos apropiado de la diferencia entre la tasa de colocación y la de préstamo de los ‘Bonos Agua’. Mi participación se limitó a la asesoría para la emisión de los mismos. La firma Konfigura Capital de la que fui socio, prestó –junto con otras firmas de reconocida trayectoria– un servicio de asesoría para su emisión y recibió unos honorarios que fueron debidamente registrados”, asegura Carrasquilla.

Agrega el ministro que ni a título personal, ni a través de Konfigura Capital se compraron o vendieron ‘Bonos Agua’: “N yo o Konfigura Capital hicimos parte de los contratos de crédito que suscribieron las entidades territoriales con Alianza Fiduciara S.A.”.

Así mismo, asevera el funcionario que no se empobreció ningún municipio, sino que los bonos les permitieron a 117 localidades utilizar en el primer año recursos asignados por ley durante los 19 años siguientes para el desarrollo de infraestructura para dotar de agua potable y saneamiento básico a la población.

“Decir que los municipios se empobrecieron, cuando en realidad por primera vez en la historia pudieron construir la infraestructura para dotar de agua potable a sus poblaciones, es una falacia”, indicó.

Afirmó en este sentido que cada entidad territorial fue la responsable de administrar y ejecutar los recursos de estas emisiones conforme lo dispone la ley.

Ni yo, ni Konfigura Capital fuimos responsables del uso de los recursos generados en los contratos de crédito.

La estructura de la emisión de los bonos contempló la contratación de un reconocido equipo de ingenieros que efectuaron interventoría a la ejecución de los recursos, y pusieron sus observaciones a disposición de las autoridades competentes, se lee en el boletín.

De igual forma, según el comunicado, Carrasquilla niega defraudación financiera: “Ni utilicé una cuenta en Panamá para defraudar a las autoridades. La firma Navemby Investment Group se creó para recibir recursos provenientes de los inversionistas que originaron el esquema financiero que subyace los llamados bonos  y para trasladar estos recursos a Colombia con el fin de financiar las actividades necesarias para la buena marcha de su iniciativa, cumpliendo todos los requisitos legales y normativos. Ninguna cuenta bancaria de Navemby Inverstment Group recibió recursos provenientes de Colombia”.

Agrega que cedió en junio pasado las acciones de Configuración a Lia Hernán y acordaron liquidar la sociedad “para no entrar a hacer parte del Gobierno siendo propietario de una compañía”.

Comparecerá, anuncia, a la citación que le ha hecho el senador Jorge Enrique Robledo, del Polo.

Y concluye haciéndole un reclamo al columnista Daniel Coronell, de la ‘Revista Semana’, que hoy lo tiene en el ojo del huracán: “Lamento profundamente que el periodista Daniel Coronell no se haya tomado el trabajo de contactarme para escuchar mi versión de estos hechos antes de publicar su columna”.

El caso que relata Coronell se remonta a 2007, cuando Carrasquilla era el jefe de la cartera de Hacienda del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez y promovió una reforma constitucional que se convirtió en ley. Dicha reforma abría la posibilidad de que los alcaldes de los diferentes municipios empeñaran recursos futuros, los cuales estaban destinados para agua y saneamiento básico.

Para adquirir este servicio (el adelanto de dinero) tenían que pagar una alta tasa de interés a través de un intermediario.

Meses después de que entrara a regir la ley, el entonces ministro creó la empresa Konfigura S. A., que tenía para ese momento tres propietarios: “Navemby Investment Group Inc con el 98 por ciento de las acciones, Alberto Carrasquilla con apenas el 1 por ciento y Andrés Flórez Villegas (un antiguo subalterno de Carrasquilla que había sido su director general de regulación financiera en el Ministerio) con el 1 por ciento restante”, según el relato de Coronell.

Konfigura funcionó como el intermediario que se necesitaba para asesorar la emisión de “bonos Carrasquilla” para comprar con descuento los recursos de los municipios.

Los ‘bonos de agua’ fueron vendidos en 400 mil millones de pesos, y según la denuncia quien cobraba el bono le prestaba al municipio y la deuda quedaba garantizada con los recursos del Estado.

Los  bonos eran comprados por la compañía con una tasa de Unidad de Valor Real, UVR, + 8% y a los municipios les cobraban una UVR +11%.

Así fue como Carrasquilla y sus socios habrían obtenido ganancias  por $14 mil millones anuales durante cinco vigencias, y se habrían quedado con cerca de 70 mil millones de pesos en utilidades.

Compartir:

Comments are closed.