Defensa asegura que Aida Merlano intentó suicidarse en la cárcel

El abogado Silvio Sanmartín, defensor de la excongresista barranquillera Aida Merlano, aseguró este jueves que la dirigente conservadora intentó suicidarse en la cárcel.

En medio de otra audiencia de pérdida de investidura ante el Consejo de Estado contra la exrepresentante, en esta ocasión por no haberse posesionado como congresista dentro de los términos legales, el jurista, sin dar más detalles, presentó un dictamen de Medicina Legal en el que constaría el intento de quitarse la vida por parte de la barranquillera, encarcelada desde el pasado 19 de abril por un escándalo de compra de votos.

Sanmartín, recordado por haber sido uno de los abogados defensores del sonado caso Colmenares, presentó así mismo documentos que evidenciarían supuestos problemas siquiátricos de Merlano y exhibió las solicitudes que hiciera al Inpec, la Cárcel El Buen Pastor y la Corte Suprema para que su clienta pudiera posesionarse como senadora del Partido Conservador el pasado 20 de julio.

Puso de presente además el defensor que la Corte Suprema le negó el permiso a Merlano para posesionarse, por lo que entabló una tutela, que también negó la Corte y en estos momentos se decide sobre una impugnación al respecto que también interpuso la defensa.

También, dijo Sanmartín, solicitó al presidente del Senado, Ernesto Macías, desplazarse hasta la cárcel para posesionar a Merlano, pero este respondió que no hay ninguna norma que lo faculte para ello.

El nuevo proceso se surte ante la Sala Especial de Decisión 19, de lo contencioso administrativo, conformada por Lucy Bermúdez, Roberto Serrato, Estela Carvajal y Jaime Santofimio.

La demanda de pérdida de investidura contra Merlano fue presentada por César Castro y asiste además a la audiencia la procuradora 7 delegada ante el Consejo de Estado, Sonia Téllez.

Tanto la procuradora como el solicitante afirmaron no conocer el dictamen de Medicina Legal sobre el intento de suicidio.

En su intervención, Castro señaló: “La causal de pérdida de investidura es por no tomar posesión como congresista dentro de los ocho días siguientes de convocada” y agregó que “en el dictamen de Medicina Legal se observa que las facultades mentales de Aida Merlano están plenas. Así, dada y probada la causal y no habiendo fuerza mayor para no haberse posesionado, procede la pérdida de investidura”.

Entre tanto, Téllez expuso que “este sería el primer caso de pérdida de investidura por no tomar posesión un congresista. La no posesión implica una defraudación a la voluntad del elector, es un rompimiento del pacto político entre quien sufraga y el elegido, en este caso Merlano”.

Finalmente, el defensor aseveró: “Aquí ha existido una fuerza mayor, porque Aida Merlano siempre ha querido posesionarse y para ello ha hecho las respectivas solicitudes para tomar posesión como senadora. (…) Ella no está condenada, se le debe aplicar la presunción de inocencia. Por lo tanto se le deben respetar los derechos políticos”.

Esta semana, otra sala del alto tribunal decretó en primera instancia la pérdida de investidura contra Merlano por haber superado los topes de financiamiento electoral, y cursa otra demanda también de pérdida de investidura, ante la misma corte, por tráfico de influencias.

Fuentes del Consejo de Estado dijeron a EL HERALDO que si antes de fallarse los demás procesos en primera instancia contra Merlano se confirma la pérdida de investidura en segunda instancia, los demás procesos se archivan por carencia de objeto.

Compartir:

Comments are closed.