Como lo anunció ayer el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, hoy empezó el encuentro con autoridades migratorias de la región con el fin de establecer medidas para tratar la numerosa llegada de venezolanos a Ecuador, Colombia, Bolivia y Perú.

Las autoridades migratorias de la Comunidad Andina (CAN), organismo integrado por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, iniciaron una reunión extraordinaria de carácter privado para abordar el “flujo migratorio de venezolanos” en la región. El encuentro se celebra en la sede de la secretaría general de la Comunidad Andina, en Lima.

Los representantes de los cuatro países tienen previsto dialogar sobre la armonización de la documentación exigida a los inmigrantes de Venezuela. También tratarán la activación de una plataforma de coordinación subregional relativa a acciones humanitarias y la implementación de medidas de prevención de riesgos epidemiológicos y sanitarios.

En el debate, convocado por Perú en su condición de presidente de la Comunidad Andina, participa por parte de Ecuador el viceministro de Movilidad Humana, Santiago Chávez. En representación de Perú están el subsecretario de Servicios Migratorios y Consulares, Enrique Bustamante, y el director de Política Migratoria de la Superintendencia Nacional de Migraciones, Luis Moreno.

Asimismo, Bolivia está representada por el director general de Asuntos Consulares, Germán Guaygua, y el encargado nacional de Aerpuertos, Víctor Torres. Colombia encargó a su embajadora en Perú, Mónica Lanzetta, y al ministro plenipotenciario de la misma embajada, Enrique Ayala, para que representen al país, mientras que el director general de la CAN, José Antonio Arróspide, ejerce de anfitrión.

El encuentro se realiza un día después de que las autoridades de Colombia y Perú decidieran en Bogotá fortalecer las medidas para atender a los venezolanos, entre ellas la creación de una base de datos conjunta e identificar “principios mínimos migratorios” que permitan atender con mayor efectividad este fenómeno.

Colombia, con un millón de inmigrantes y Perú con 400.000, son los dos países que más venezolanos han recibido.  La ONU señaló que 2,3 millones de personas han abandonado Venezuela desde 2014 por la crisis económica y humanitaria que atraviesa ese país.