La pelea del CD con las Farc en el Congreso

Una vez más el Centro Democrático y el partido Farc protagonizaron un fuerte agarrón en el Senado de la República, con dos líderes representativos de cada lado, el ex presidente Álvaro Uribe y Pablo Catatumbo, además de otros de sus subalternos.

Por el lado del ex presidente Uribe, empezó haciendo reclamos por el aumento de los cultivos ilícitos, pues se trataba de una sesión de control político al aumento del consumo de drogas en el país.

Uribe destacó: “en el año 2010 el narcotráfico había perdido importancia como peso específico en el PIB, ahora nuevamente representa el 3,8% y en el año 2012 abandonaron programas sociales de gran importancia como cultivos sustitutos, familias guardabosques, entre otros”.

Pablo Catatumbo reaccionó y dijo que “uno se desconsuela de oír unas intervenciones en las que simplistamente se dice que la culpa es del acuerdo de paz o del presidente Santos, que aquí nunca ha habido una política antidrogas y se mencionan los últimos ocho años, como si aquí no hubiera habido gobiernos anteriores”.

El senador Roy Barreras, le echó ‘leña al fuego’, metiendo el tema de la dosis mínima y asumiendo como acusación que el Centro Democrático busque penalizarla: “el camino no es el de la represión, el camino es cambiar el paradigma global de la fracasada guerra contra las drogas”.

Por su parte, la siempre polémica senadora Paloma Valencia, señaló de terroristas a los miembros de la ex guerrilla: “los narcotraficantes hoy están ricos y dedicados al narcotráfico y lavado de activos a través del contrabando, persiguen a los señores de los Sanandresitos, pero nada han hecho con el gran contrabando en el país, porque todo eso lo escondieron para darle impunidad a los terroristas de las Farc, dejando que el negocio del narcotráfico creciera”.

Y del partido Farc, respondió Carlos Antonio Lozada: “Luego del ataque a las torres gemelas, se nos colgó el título de terroristas, no señores del Centro Democrático, aquí tenemos derecho a que se debata claramente que plegarse a la política antidrogas de los Estados Unidos es lo que nos tiene sumidos en una guerra que ha inmiscuido a la población colombiana y es una guerra que no tiene futuro”.

Hasta el tema de Jesús Santrich, salió en la discusión sobre su situación en la cárcel: “si tiene pruebas de su vinculación al narcotráfico, deben presentarlas, pero no hacer acusaciones infundadas, porque eso constituye calumnia”.

Y el senador Carlos Felipe Mejía, se despachó en señalamientos contra la Farc: “El grupo narcoterrorista de la Farc llegó a esto Congreso sin pagar un solo día de cárcel, sin reconocer todos los crímenes y ahora se les ocurrió en cambiar la historia y decir que los del Centro Democrático somos nosotros”, manifestó.

Y dijo: “Qué pena con ustedes, pero violadores de niños, asesinos, reclutadores de menores, narcoterroristas, narcotraficantes, bandidos, eso es lo que ha hecho el narcoterrorismo de las Farc en este país, no por estar aquí sentados resulta que los crímenes de 50 años que han cometido, no existen”.

Uno de los duros señalamientos fue contra el senador Uribe, por eso el hizo la comparación de su situación jurídica frente a la da varios miembros del partido Farc: “Si a mi persona le llegaran a probar la infamia de que fui determinante del asesinato de Jesús María Valle, iría 40 o 50 años a la cárcel y no podría venir aquí. Pero aquí están sentados asesinos con largas condenas, que no pagan un día de cárcel. Yo perdería el derecho a la elegibilidad política, ellos no”.

Eso fue lo que generó interés de esta sesión, porque después, con la ayuda de otros senadores se siguió el tema del control político, y solo llegaron a recordarle al Gobierno su responsabilidad en el seguimiento y control de esta situación.

Compartir:

Comments are closed.