Amnistía Internacional alerta posible desplazamiento en el Chocó

La organización defensora de derechos humanos, Amnistía Internacional, pidió a las autoridades intervenir en una situación crítica que se estaría presentando en el departamento del Chocó. Según los reportes recibidos por la entidad, alrededor de 3.600 personas pertenecientes a 14 pueblos indígenas se encontrarían atrapadas en medio de enfrentamientos entre grupos armados, lo que podría generar un desplazamiento masivo.

Las 14 comunidades indígenas que se encuentran en riesgo se ubican en los municipios de Riosucio, Carmen del Darién y Bojayá. En este sector, el Ejército de Liberación Nacional, Eln, y grupos paramilitares sostienen constantes enfrentamientos que dejan en el medio a la población civil.

“El desabastecimiento de alimentos, la falta de acceso a servicios básicos y el escalamiento de la violencia ponen a los pueblos afectados en un estado de vulnerabilidad y desprotección inaceptable. Las autoridades nacionales, departamentales y municipales deben adoptar acciones integrales e inmediatas para garantizar sus derechos humanos ante esta situación”, señaló Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

 

 

Según esta entidad, la ONU ha reportado la presencia de minas antipersonal en los alrededores de la vereda Jagual, en el municipio Carmen del Darién, además de la ocupación de un centro de estudios en el municipio de Riosucio. Asimismo, desde ese organismo internacional han alertado por el riesgo de desplazamiento forzado masivo hacia las cabeceras municipales.

“Este no es el primer desplazamiento forzado masivo en Colombia este año que ha afectado en particular a los pueblos indígenas y las comunidades afrodescendientes del Chocó. Esto es un crimen de derecho internacional y una de las violaciones de derechos humanos más graves en el marco del conflicto armado que tiene lugar aún en la región”, señaló Guevara Rosas.

Hace solo un mes, esta organización internacional había alertado también sobre desplazamientos masivos causados por enfrentamientos armados en el departamento de Nariño y en la región del Catatumbo, Norte de Santander. La entidad hace un llamado al Gobierno Nacional para que actúe de manera inmediata y detenga estas graves violaciones a los derechos humanos.

Compartir:

Comments are closed.