Trump desiste de celebrar el fin de la Primera Guerra Mundial en Washington

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló por su alto costo el desfile militar en Washington planeado para noviembre para conmemorar el fin de la Primera Guerra Mundial y dijo que, en cambio, participará en la celebración de esa efeméride en París.

Trump había ordenado una parada militar para demostrar el poderío estadounidense después de maravillarse el año pasado en Francia con el desfile del Día de la Bastilla. Sin embargo, la idea generó rechazo entre sus críticos, que lo vieron como un desperdicio de dinero, similar a las paradas castrenses de regímenes autoritarios como el de Corea del Norte.

El jueves por la noche, el Pentágono había informado que el polémico desfile, originalmente previsto para el 10 de noviembre en Washington, había sido aplazado para 2019.  

Un funcionario de Estados Unidos dijo  que el costo estimado del desfile sería de más de 92 millones de dólares, aunque no había una cifra final.

“Los políticos locales que dirigen Washington D.C. (pobremente) quieren sacar provecho cuando ven la oportunidad”, escribió Trump el viernes. “Cuando les pedimos un precio para albergar un gran desfile militar, pedían una cifra tan ridículamente alta que lo cancelé”, puntualizó el mandatario.

En cambio, Trump prometió asistir al gran desfile programado en la Base Andrews de la Fuerza Aérea en una fecha diferente, e “ir al desfile de París que conmemora el final de la Guerra, el 11 de noviembre”.

“Quizá haremos algo el próximo año en D.C. cuando el precio BAJE”, dijo el presidente de Estados Unidos agregando: “¡Ahora podemos comprar algunos aviones más de caza!”.

La alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, devolvió el golpe, emulando sarcásticamente el tono característico de Twitter del presidente.

Sí, soy Muriel Bowser, alcalde de Washington DC, la política local que finalmente le muestra a la estrella del reality de la Casa Blanca la realidad (21,6 millones de dólares) en desfiles/eventos/manifestaciones en el país de Trump (triste)”, tuiteó.

En tanto, el secretario de Defensa, Jim Mattis, se burló del cálculo del costo y atacó a los medios.

“Quien sea que les haya dicho eso probablemente esté fumando algo que es legal en mi estado pero no en la mayoría de los estados”, dijo Mattis, que es oriundo del estado de Washington, donde el cannabis es legal.

“Quien lo haya escrito necesita obtener mejores fuentes”, dijo Mattis a periodistas que viajaban con él durante su gira por algunos países de América Latina.

Fuente
AFP
Compartir:

Comments are closed.