Bus accidentado en Ecuador no contaba con autorización para servicio internaciona

Tanto el Ministerio de Transporte como la Superintendencia de Puertos y Transporte dieron a conocer que el bus de la empresa Cooperativa de Transportes Especiales del Oriente que se accidentó en la madrugada de este 14 de agosto cerca de Quito (Ecuador), dejando un saldo de 24 muertos y 20 heridos, no contaba con la autorización para prestar el servicio de turismo internacional.

Las autoridades pudieron establecer que la empresa de servicio de transporte especial cuenta con lo requerido en territorio colombiano para prestar turismo dentro del país y que el bus accidentado contaba con Soat y revisión técnico-mecánica al día. Sin embargo, a la empresa no le ha sido otorgada la habilitación que el servicio internacional necesita y el vehículo tampoco tenía la autorización para hacer tránsito internacional.

Ante estas irregularidades, la Supertransporte ya abrió una investigación formal contra la empresa y, de hecho, ya se encontró una inconsistencia en el contrato que portaba el bus, pues este no fue firmado por el representante legal de la empresa, sino por un exgerente.

“Las autoridades ecuatorianas enviaron a las autoridades colombianas copia del extracto de contrato en el que aparece la identificación del conductor y de la licencia que este portaba al momento del accidente, la cual fue verificada por la Supertransporte: el registro de uno de los dos conductores del vehículo no aparece en la base de datos del Registro Único Nacional de Tránsito (Runt). Por esta razón, la entidad de control procederá a establecer si esta licencia es válida”, mencionó Javier Jaramillo, Superintendente de Transporte

El accidente

El accidente del bus con pasajeros colombianos que se estrelló llegando a Quito, Ecuador, y que deja hasta ahora 24 víctimas fatales, habría presentado una falla en los frenos.

Así lo informó el general Patricio Carillo, director de Operaciones de la Policía de Ecuador.

“Sobre los vestigios, planteamos la siguiente hipótesis: el conductor pierde el control, impacta a un vehículo pequeño, luego con postes y viviendas, se voltea y se produce 4 giros”, dijo el oficial en rueda de prensa.

Según las autoridades, el accidente se habría producido por un caso de cristalización de los frenos.

Al perder el control, el bus arrolló a una camioneta en la que se transportaba una familia, la arrastró varios metros y luego chocó contra una vivienda cercana a la vía, para terminar volcado sobre un costado en la carretera.

Del automóvil familiar fallecieron tres menores de edad.

El accidente ocurrió sobre las 2:55 de la madrugada en el sector de Palugo, sobre la vía que une a Quito con la zona de Papallacta.

El vehículo llevaba 46 pasajeros, en su mayoría colombianos, pues había sido contratado por una caleña con el objetivo de hacer una excursión que iniciaba en la capital del Valle, continuaba por el centro del país y terminaba en Ecuador.

Del total de pasajeros, 24 han sido confirmados como fallecidos, mientras los 22 restantes permanecen en la lista de heridos.

Alrededor de 15 de esas personas serían parte de un grupo de vecinos de los barrios El Guabal y San Judas, del suroccidente de Cali, de acuerdo a la información entregada por las familias.

Según la Superintendencia de Transportes, el vehículo contaba con Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat) expedido el 01 de febrero de 2018 y revisión técnico mecánica realizada el 02 de febrero de 2018 en Centro de Diagnóstico Automotor de Jamundí.

Sin embargo, en la indagación de la entidad se conoció que el bus no contaba con permisos para salir del país.

La Cooperativa de Transportes Especiales del Oriente, propietaria del bus, que tiene sede en Cúcuta, informó que el vehículo fue contratado desde Cali para la excursión por un valor de nueve millones de pesos, y el servicio incluía el recorrido Cali – Neiva – Pitalito – Mocoa – Villa Garzón – La Hormiga – San Miguel – Ecuador – Lago Agrio y viceversa.

Compartir:

Comments are closed.