El lunes festivo el Congreso elige nuevo contralor general

Entre los más opcionados están José Félix Lafaurie, 19 en el ranquin de calificación y el candidato fuerte del uribismo; José O’meara, el mejor puntaje; Julio César Cárdenas, segundo; Carlos Felipe Córdoba, tercero; Wilson Ruiz, cuarto y Laura Marulanda, quinta.

Con tensión arrancó este lunes la fase final de la elección del contralor general de la República en el Congreso, que sorpresivamente tendrá como día de escogencia el próximo lunes festivo.

Durante la audiencia pública en el Congreso para escoger contralor general, diversas propuestas se escucharon este lunes para la jefatura del ente de control fiscal durante los cinco minutos en que tenían permitido para intervenir cada candidato.

De los primeros en hablar, el director de la Federación Nacional de Departamentos y ex auditor general, Carlos Felipe Córdoba -tercero mejor calificado en las pruebas académicas (146,5)-, indicó: “El principal desafío de la Contraloría debe ser cuidar los recursos públicos. Un contralor debe poder actuar con prontitud. (…) Fortaleceremos la participación ciudadana, para ver cómo están ejecutando los recursos nos apoyaremos de los ciudadanos que nos envíen denuncias, fotos, videos”.

Agregó Córdoba durante su tiempo: Debemos darle tranquilidad al funcionario público con el acompañamiento del organismo de control. (…) Si tenemos un esquema de vigilancia y control, vamos a tener rapidez en la efectividad de las herramientas de control. La tecnología nos da la posibilidad de ver esos $240 billones de pesos del Presupuesto a los que hay que ponerles la lupa”.

A su turno, el ex vicecontralor general, Julio César Cárdenas, segundo mejor calificado tanto en hoja de vida como en conocimientos, con un puntaje de 149, planteó: “Propongo un control fiscal en línea y en tiempo real a la contratación pública”.

Entre tanto, el presidente de Fedegán, el samario José Félix Lafaurie -puesto 19 en el ranquin (118) y el candidato fuerte del uribismo-, señaló: “Hace cuatro años trabajé al lado de un hombre íntegro con el que adecuamos el control fiscal al nuevo país, Carlos Ossa Escobar. Logramos el control en tiempo real: las entidades del Estado van ejecutando y esa información tiene que llegar de manera permanente a la Contraloría. El sueño es que ningún auditado vaya a la Contraloría sino identificar los riesgos para el Estado”.

Añadió el ex vicecontralor: “Me propongo un control preventivo, con alarmas tempranas. Además de perseguir a los corruptos hay que prevenir la corrupción. Buena parte de nuestro enfoque era preventivo, fortalecimos incluso el control interno. Hay una propuesta con 10 pilares que serán la apuesta del control fiscal para sacar adelante nuestro gran sueño. No aplicaré un espejo retrovisor”.

A su vez, la ex auditora general Laura Marulanda -quinto puesto en el ranquin (144)-, propuso: “El principal desafío es luchar contra la corrupción. Tenemos que tener un valor intrínseco fundamental: no permitir actos de corrupción. Siempre he trabajado en el control fiscal y siempre he controlado con el ejemplo. Creo que la Contraloría debe hacer un control oportuno. No podemos ser la oficina de Medicina Legal del Estado”.

Y advirtió al respecto Marulanda en su intervención: “No podemos seguir enmarcando procesos de responsabilidad fiscal cuando ya no exista a quien hacérselo. Me comprometo a trabajar incansablemente para reformar el sistema. El control fiscal necesita dos reformas, una legal y una estructural. Hay que crear la cultura de respetar las competencias de los otros órganos como la Fiscalía y la Procuraduría. Hay que garantizar la autonomía y la independencia”.

El ex director de Vigilancia Fiscal del sector Defensa, Justicia y Seguridad de la Contraloría, José O’meara -el mejor calificado, con 150 puntos-, anotó: “El capital social consiste en la confianza de los ciudadanos en su instituciones. (…) Para articular el sistema de planeación, 50 mil colombianos pueden hacer seguimiento en línea a la ejecución de los recursos públicos. En Colombia tenemos las normas jurídicas para actuar”.

Concluyó en este sentido el primero del ranquin: “Es igual de grave robar a un particular que robar al Estado. Colombia está en el tercer puesto para la creación de empresas pero somos un país paria en cumplimiento de contratos. (…) A quien se roba los recursos de los particulares o los recursos públicos hay que atacarlo por igual. No requerimos de tantas reformas, solo hacer ajustes en materia de control y responsabilidad fiscal, y fortalecer la participación ciudadana”.

Y el exmagistrado Wilson Ruiz -cuarto en el listado con un puntaje de 146-, sostuvo: “Participé porque se convocó un concurso de méritos. Se requiere una Contraloría moderna. Hay que trabajar la prevención del daño. Considero que ese es el punto neurálgico. Sueño con hacerle control a Reficar, a los alimentos escolares: eso es una vergüenza, cómo podemos irnos de vacaciones sabiendo que nuestros niños se están muriendo”.

Por último, agregó Ruiz sobre el tema: “Necesitamos procesos más rápidos, qué bueno poder articular más las entidades del Estado como Fiscalía, Procuraduría, Auditoría y Contraloría. (…) Esta elección va a ser de ustedes, señores congresistas, tienen que hacerla con independencia, con autonomía, y yo lucharé por esa independencia en la Contraloría para cuidar los recursos de nuestro tesoro público”.

Los 59 aspirantes a contralor general fueron evaluados en sus hojas de vida y conocimientos por la Universidad Industrial de Santander, UIS, en medio del nuevo proceso ‘meritocrático’ establecido en el Equilibrio de Poderes.

José Félix Lafaurie, presidente de Fedegan y aspirante a contralor general.
José Félix Lafaurie, presidente de Fedegan y aspirante a contralor general. Jhonny Hoyos

Luego de la audiencia de este lunes, la comisión accidental nombrada preseleccionará a 10 candidatos para que sean escuchados por las plenarias del Congreso este martes, para que, finalmente, el jueves próximo sea escogido el sucesor del valduparense Edgardo Maya Villazón.

Esta es la primera vez que el titular del organismo revisor de las cuentas públicas pasa por un proceso de calificación académica. Antes el contralor era escogido por el Congreso en pleno de una terna enviada por las altas cortes.

Las plenarias tanto de Senado como de Cámara eligieron la semana pasada las comisiones accidentales encargadas de escoger 10 candidatos a la Contraloría.

Los integrantes de la comisión accidental del Senado son: Antanas Mockus Sivickas (Alianza Verde), Alexander López Maya (Polo Democrático), Nora García Burgos (Partido Conservador), Rodrigo Lara Restrepo (Cambio Radical), Miguel Ángel Pinto (Partido Liberal), Daira Galvis Méndez (Cambio Radical), Paloma Valencia Laserna (Centro Democrático), Carlos Eduardo Guevara (Centro Democrático), Santiago Valencia González (Centro Democrático, David Barguil Assis (Partido Conservador) y Berner León Zambrano Erazo (Partido de la U).

Y de la Cámara: Carlos Bonilla (Partido Liberal), Samuel Hoyos (Centro Democrático), Atilaro Giraldo (Cambio Radical), Martha Villalba (Partido de la U), Wadith Manzur (Partido Conservador), Inti Asprilla (Alianza Verde), Irma Herrera (Mira), Germán Navas (Polo Democrático), Franklin Lozano (Opción Ciudadana), David Racero (Mais) y Luis Albán (Farc).

Luego de la audiencia de este lunes, la comisión accidental nombrada preseleccionará a 10 candidatos para que, finalmente, el lunes festivo próximo, en un hecho inusual, sea escogido el sucesor de Maya Villazón.

Para el lunes festivo

La fecha de la elección fue definida por el presidente del Congreso, el senador Ernesto Macías, del Centro Democrático: “Teniendo en cuenta los términos de la Resolución 7 expedida por la mesa directiva anterior, la cual dice que la publicación de la lista de elegibles, es decir de los 10, debe hacerse del 13 al 17 de agosto, tendríamos que convocar Congreso pleno para elegir Contralor el próximo lunes”.

Compartir:

Comments are closed.