14 militares pidieron perdón y se comprometieron a decir verdad sobre falsos positivos

El magistrado Pedro Elías Díaz, quien dirige la sala de definición de definiciones jurídicas, les leyó las condiciones de someterse a la JEP.

“Aportar verdad plena significa relatar cuando se disponga de los elementos para ello, de manera exhaustiva y detallada las conductas cometidas y las circundas de su comisión”, insistió.

Como el coronel Rincón Amado, oficial de más alto grado vinculado a estos cinco casos de falsos positivos de Soacha, 13 exuniformados más firmaron las actas de sometimiento a la JEP con las que se comprometen a decir la verdad sobre los hechos y reparar a las víctimas. La mayoría de ellos también pidieron perdón.

“Solicito que se me aplique el procedimiento (…) como consecuencia de mi sometimiento me comprometo a ofrecer verdad plena y temprana. Desde ya pido perdón a todos y cada una de las víctimas directas e indirectas del conflicto armado que ha causado a Colombia un dolor en nuestros corazones”, dijo el coronel Rincón, quien se encuentra privado de la libertad condenado a 46 años de prisión por los hechos.

Además, aseguró que se dedicará a la ‘cátedra por la paz’ en los escenarios de la JEP. “Contaré mi experiencia y la verdad ocurrida en el conflicto. No porto ni portaré armas de fuego”, dijo.

Solo uno de los comparecientes, el soldado Geiner Fuertes Billermo, aseguró que no tiene ninguna responsabilidad en los hechos y que su pecado fue hacer parte de la brigada a la cual pertenecían los responsables. Sin embargo, se acogió a la jurisdicción y prometió decir la verdad de lo que conocía de los hechos.

Por su parte, las madres de los jóvenes, víctimas, de Soacha reprocharon que fueran aceptados por la JEP.

“No estamos de acuerdo que estos procesos que se lleven con la JEP, puesto que no fueron crímenes de guerra sino crímenes de Estado”, dijo Jackeline castillo.

“No estamos de acuerdo porque esto es una impunidad que va a haber sobre los casos de falsos positivos porque nosotros no somos víctimas del conflicto armado sino víctimas del Ejército”, replicó, por su parte, Blanca Nubia Monroy.

Las víctimas en este caso son jóvenes César Mesa, Janet Andrés Palacios, Víctor Gómez, Jhonatan Soto y Diego Alberto Tamayo Garcerá.

Los jóvenes, todos habitantes de Soacha, fueron captados con la idea de falsos trabajos bien remunerados en Ocaña, Norte de Santander. Al ser trasladados fueron parados en un falso retén de la Brigada Móvil 15 del Ejército Nacional y, posteriormente, asesinados y presentados como guerrilleros muertos en combate. Hechos que se registraron entre enero y agosto de 2008.

La secretaria judicial de la sala les recordó los hechos por los que comparecieron: “En igual forma simuló con sus subalternos una confrontación armada y elaboró el informe del falso operativo”.

Hoy, los citados por la Justicia Especial son dos oficiales, un suboficial y once soldados de las Fuerzas Militares que responderán por los delitos de desaparición forzada, homicidio y concierto para delinquir.

Actualmente, 7 de los militares están en guarniciones especiales, seis más en cárceles normales y solo uno, que es el solado Merardo Ríos Diaz, está en libertad.

Estos son los militares citados:

-Gabriel de Jesús Rincon
-Richard armabdo Jojoa
-Mauricio Cuniche Delgadillo
-John Anderson Díaz
-Ricardo Eliud González
-Ferney Grijalba For
-Elder Andrés Guerrero
-Geiner Fuertes Billermo
-Pedro Johan Hernández
-Luis Alirio López
-Nixon Arturo Cubides
-José Adolfo Fernández
-Henry Blanco
-Merardo Ríos Diaz

En total son 2.159 miembros de la fuerza pública que han suscrito un acta de sometimiento a la JEP.

Compartir:

Comments are closed.