Fondo Paz dejó más de $2.300 millones en cuentas sin pagar en 2017

La Contraloría General cerró la cuenta de Presidencia para la vigencia de 2017. Calificó la gestión como eficaz y razonable. Sin embargo, hubo tres hallazgos puntuales por los que solicitó un plan de mejora que, según el documento, fue estructurado y cumplido por la entidad.

El hallazgo más importante tiene que ver con unas cuentas que no fueron alcanzadas a pagar al 31 de diciembre de 2017 por incongruencias en el Plan Anual de Caja y los cobros entregados por algunos contratistas en temas de tiquetes, hoteles, labores humanitarias y otros conceptos.

El ente de control explica en el informe que todos los costos deben estar previstos con base en el presupuesto asignado para una determinada vigencia y no deben quedar cuentas luego del 31 de diciembre, que es el cierre de cada vigencia fiscal.

“Al cierre de la vigencia fiscal, cada órgano constituirá las vigencias presupuestales con los compromisos que al 31 de diciembre no se hayan cumplido, siempre y cuando estén legalmente contraídos y desarrollen el objeto de la apropiación. Las reservas presupuestales solo podrán utilizarse para cancelar los compromisos que les dieron origen”, reseña la Contraloría.

Agrega que, al cierre de la vigencia de 2017, la Presidencia constituyó 78 cuentas por pagar de Fondo Paz por $2.359.992.275, que correspondían a bienes y servicios.

Según la Contraloría, esto se dio por “deficiencias internas para requerir oportunamente el Plan Anual de Caja suficiente”.

El listado de bienes y servicios reúne a varias compañías de hoteles, transporte, y personas naturales. En la lista están empresas como Aviatur, la Defensa Civil Colombiana, y varias compañías de logística y eventos. El director de Fondo Paz, Mauricio Palta, consultado por Blu Radio, aseguró que algunas de las cuentas ya fueron canceladas.
Compartir: