Más de mil actores sociales pidieron a Duque continuar diálogos con el ELN

Más de 1.100 actores sociales y organizaciones defensoras de derechos humanos y trabajadores de paz pidieron por medio de una carta al presidente electo Iván Duque que al posesionarse el próximo 7 de agosto no desista en los diálogos con el ELN que se adelantan ya en su sexto ciclo de conversaciones en La Habana, Cuba, manifestando que es fundamental para cerrar el nudo violento que afronta el país.

Con la pregunta de “¿Cómo vamos a construir una paz en Colombia que sea creíble y confiable para todos y que se puedan garantizar; justicia, reparación y no repetición?”, se insistió en dejar un legado para el país.

“Luego de la elección del 17 de junio, hemos escuchado algunas declaraciones suyas y de su partido sobre el proceso de diálogos con el ELN en el que se ha expresado la intención de continuar esas conversaciones haciendo algunos ajustes, y en este momento se adelanta el proceso de empalme de los equipos de paz de gobiernos saliente y entrante paralelamente con el sexto ciclo de negociaciones en la Habana. En medio de esta realidad política, permítanos compartir nuestras consideraciones”, señala la misiva respetando la diferencia de enfoques.

“Estamos convencidos que, como usted, la mayoría de la población colombiana quiere la terminación de la confrontación armada por la vía negociada, consideramos que este puede ser el punto de partida para que desde diferentes orillas políticas asumamos la fase que se inicia el 7 de agosto”, indica la misiva.

En la misma comunicación , defensores de derechos humanos dicen que han “hecho seguimiento al avance de la mesa, además del cese bilateral al fuego y los ceses unilaterales ordenados por el ELN, que en sí mismos son un alivio sensible para las comunidades; destacamos que ya las partes tienen avanzado un posible acuerdo sobre lo que la sociedad colombiana participara en el acuerdo con sus aportes y consensos, un proceso de paz basado en el consenso amplio de la sociedad en el camino de la paz”, señalan solicitando que se salvaguarde la posibilidad de un cese bilateral del fuego y que el gobierno Duque designe una delegación para dar continuidad a la mesa de La Habana.

En el marco del Encuentro Nacional por la Paz de Colombia, donde se reunieron líderes firmantes, asistió el jefe negociador del gobierno Gustavo Bell y el expresidente Ernesto Samper, quien hizo reiterativos llamados a consolidar un acuerdo.

Además también estuvo la líder afro Francia Márquez, quien a su vez reprochó los secuestros de las últimas horas en el Chocó, senadores, comunidades indígenas y representantes internacionales de organizaciones que han adoptado labores en el territorio colombiano en el marco del posconflicto y que son actores de injerencia en el diálogo con el ELN.

Compartir:

Comments are closed.