Gobierno y ELN no firmaron acuerdo sobre cese el fuego bilateral

LA HABANA, 01 de agosto RAM_ Luego de semanas de tensión y expectativa sobre la posibilidad de que el gobierno de Juan Manuel Santos y los altos mandos del ELN no llegarían a un acuerdo sobre el cese el fuego bilateral, finalmente, la posibilidad fue descartada y ahora el futuro de estos diálogos de paz quedarán en manos del gobierno del presidente electo, Iván Duque.

Horas antes a este anuncio el Gobierno nacional había manifestado tener la esperanza de que la guerrilla del ELN anunciara un cese bilateral del fuego. Rodrigo Rivera, alto comisionado para la paz, anunció que el jefe de la misión de la ONU en Colombia, Jean Arnault, se desplazó a Cuba para lograr agilizar las discusiones sobre un acuerdo base con el ELN y permitir que se defina un cese el fuego temporal y verificable con ese grupo armado al margen de la ley.

“El jefe de la misión de la ONU en Colombia está en la isla, había unos temas no resueltos que dependen de interpretaciones de las partes, sobre lo que puede ser verificable. De esa claridad puede salir que nos pongamos de acuerdo con un cese bilateral o que no sea así”, sostuvo Rivera.

En su momento, Rivera indicó que el país desea un cese el fuego, donde la confianza que se construya entre las partes no se desacredite.

Cabe destacar que hace un par de días el jefe de la delegación del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en los diálogos de paz, Pablo Beltrán, había afirmado que los ‘puntos rojos’ que señaló el Gobierno para lograr un cese bilateral y temporal de fuegos “se han venido resolviendo incluso desde el cese anterior, cuando todas las operaciones a las que se comprometió las cumplió”.

Al tiempo llegó a asegurar que ese grupo armado ilegal tiene la voluntad de continuar las conversaciones con el presidente electo, Iván Duque.

 

Declaración Política del Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional         

 

Habana, 1° ago (SIG).

Al término del sexto ciclo de conversaciones en la ciudad de La Habana, Cuba, con el objetivo de dar continuidad al desarrollo de la Agenda de Diálogos, en especial de suscribir un acuerdo que le ponga fin al conflicto armado y acordar transformaciones para una Colombia en paz y equidad, las delegaciones del Gobierno Nacional y del Ejército de Liberación Nacional declaramos:

– Convencidos que el logro de la paz es el bien supremo de toda democracia y condición necesaria para la construcción de una sociedad solidaria, justa y progresista, hemos trabajado en desarrollar los puntos del ‘Acuerdo de Diálogos para la paz’ de marzo de 2016. En ese empeño hemos conformado la Mesa de Diálogos que cuenta con mandatos claros para sus tareas y en la que se discuten de manera respetuosa y constructiva los diferentes puntos de la Agenda.

– Este proceso inició con acercamientos en el año 2012, avanzó a una fase exploratoria y confidencial en 2014, e instaló la fase pública en febrero de 2017. Durante este recorrido se han hecho esfuerzos constantes para el desarrollo de la Agenda de Diálogos.

– Los dos temas principales que nos ocuparon en los ciclos Quinto y Sexto han sido acordar un nuevo Cese al Fuego Bilateral, Temporal y Nacional, y el diseño del proceso de participación de la sociedad en la construcción de la paz. En ambos temas hemos logrado un acumulado que constituye un valioso activo de la Mesa y del país, pues a él han contribuido diversas organizaciones sociales de las diferentes regiones de nuestra geografía.

– En el punto 1 de la Agenda, “Participación de la sociedad para la construcción de la paz’, logramos definir sus fundamentos. Concertamos que será transversal y articulará los puntos de la Agenda: democracia para la paz, transformaciones para la paz y víctimas. Tendrá un carácter amplio, plural, transparente, e identidad propia.

– La participación se desarrollará de abajo hacia arriba a través de dos carriles: el territorial y el temático-sectorial-poblacional. Tomará en cuenta un enfoque diferencial y las realidades territoriales y sectoriales del país, así como las organizaciones que promueven esos procesos sociales. Deberá acompañarse previamente y durante su avance de una estrategia pedagógica y de comunicaciones. Contará con plenas garantías de seguridad y protección a las comunidades, a sus organizaciones y representantes.

– Se estudiaron otros elementos del diseño de la participación como su carácter y alcance, la conformación de una instancia nacional que ayude a la Mesa en el desarrollo de la participación, una metodología, la estructura del desarrollo de los dos carriles de la participación, las garantías de seguridad y un cronograma y tiempos para los ejercicios a desarrollar.

– La participación se pondrá en marcha una vez se construya su diseño completo y la Mesa de Diálogos lo apruebe.

– La comunidad internacional y nacional valoró positivamente el Cese al Fuego Bilateral, Temporal y Nacional que se desarrolló entre el 1 de octubre de 2017 y el 9 de enero de 2018. Concertamos “construir sobre lo construido”.

Las delegaciones trabajamos intensamente para acordar un nuevo cese al fuego; avanzamos en la precisión de los elementos necesarios para sentar las bases de un nuevo acuerdo, quedando pendiente concertar otros que permitirán su implementación y hacer más efectivo el trabajo del Mecanismo de Veeduría y Verificación.

– A lo largo de sus seis ciclos de trabajo la Mesa ha logrado afianzar el respaldo de la comunidad internacional, representada en los países garantes (Brasil, Chile, Cuba, Noruega, y Venezuela), los que conforman el Grupo de Países de Apoyo y Acompañamiento a las Conversaciones (Alemania, Holanda, Italia, Suecia y Suiza), y el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas.

– La Conferencia Episcopal de Colombia y un número importante de organizaciones de la sociedad civil colombiana se han constituido en socios leales de esta ardua empresa. Su permanente apoyo, sus voces de aliento y sus recomendaciones, nos han hecho sentir que nuestro trabajo es valioso y que en la búsqueda del principal objetivo, la paz de Colombia, no debemos dar marcha atrás.

– Al terminar este ciclo de conversaciones reiteramos nuestro convencimiento que el diálogo es la mejor manera para lograr una solución política a los conflictos que aquejan al país. Así lo hemos asumido, con la seguridad que, perseverando en él, más temprano que tarde alcanzaremos la paz completa.

 

– Si bien no llegamos en este ciclo a acuerdos completos sobre participación y cese al fuego, el camino recorrido hacia ellos es muy significativo. Tenemos la certeza de que al persistir con voluntad y compromiso facilitaremos un impulso decisivo hacia el desarrollo de la Agenda de Diálogos.

 

Por el Gobierno Nacional                                      Por el ELN

de Colombia

 

 

Gustavo Bell Lemus                                                    Pablo Beltrán

Jefe Delegación                                                           Jefe Delegación

Compartir:

Comments are closed.