A cinco meses, resultados de la medida de restricción de parrillero hombre en Bogotá

Una de las políticas de la alcaldía de Bogotá que más polémica ha despertado en los últimos meses es la restricción de parrillero hombre en un sector de la ciudad.

Antes de su implementación el pasado 2 de febrero, generó malestar en los miles de motocicistas que recorren las vías de la ciudad, quienes organizaron marchas y plantones. Ahora, a cinco meses, continúa recibiendo fuertes críticas, como sucedió este viernes en el Concejo de Bogotá, donde se calificó la prohibición como “ineficiente”.

La secretaría de Seguridad, en cambio, sostiene que los resultados obtenidos han sido positivos, al punto que el alcalde Enrique Peñalosa considera la posibilidad de extenderla por más tiempo (termina el 2 de agosto), y hasta ha planteado la idea de ampliar la zona, que actualmente va de la Avenida 1 de Mayo hasta la Calle 100, y desde la Avenida 68 hasta los cerros orientales. La decisión final será dada a conocer antes de que termine julio.

Pero, ¿realmente le fue tan bien a la restricción o por el contrario es una política insuficiente como afirman sus críticos? El Distrito dio a conocer las principales cifras arrojadas luego de estudiar los resultados de estos últimos meses.

Según Jairo García, secretario de Seguridad, se ha hecho un monitoreo mes a mes a la medida, por lo que se identificó que se redujo en un 32,5% el hurto a personas bajo la modalidad de agresor en motocicleta.

García aseguró que entre septiembre de 2017 y enero de 2018, los últimos cinco meses antes de la restricción, se presentaron 1.373 casos de hurtoen el que el atracante se movilizaba como parrillero en una moto. En cambio, desde que se puso en marcha la medida se registraron 927, es decir, 446 casos menos. En cuanto a hurto de celulares, en el mismo periodo se pasó de 957 a 636 casos, una reducción del 33,5%.

“Según el análisis que hemos hecho desde la Secretaría de Seguridad basado en las estadísticas que nos entrega la Policía Nacional, la medida no solo ha impactado positivamente la zona de restricción sino también al resto de la ciudad, cuando hablamos del hurto a personas bajo esta modalidad”, explicó el secretario de Seguridad.

Los números manejados por la administración reflejan que se pasó de 2.546 hurtos en motocicleta a 2.396 en las zonas en las que no hay prohibición, esto es 5.9% menos.

¿Que dicen los críticos?

Una de las principales quejas por parte de la ciudadanía y de algunos concejales es que la delincuencia disminuyó en la zona, pero se esparció en el resto de la ciudad. El concejal Rubén Torrado, por ejemplo, aseguró que el hurto de celulares fuera de la zona de restricción no se redujo sino que aumentó en 4.5%.

De igual forma, los motociclistas aseguran que se les está estigmatizando como delincuentes, al mismo tiempo que se estaría vulnerando a los miles de ciudadanos que se movilizan en moto y que deben pasar por el área en la que no se permite parrillero.

Compartir: