Oficinas para las Farc, la nueva pelea en el Congreso

BOGOTA, 11 de julio RAM_ Una verdadera pelea se ha generado en la Cámara de Representantes por cuenta de la distribución de las oficinas para los congresistas que asumirán labores el próximo 20 de julio, día en que se posesionará la nueva legislatura.

El secretario general de esta corporación, Jorge Mantilla, ha tenido que acudir a cualquier espacio físico para poder acomodar allí a los cinco integrantes de la Farc que llegarán en pocas semanas al legislativo ya que no hay oficinas disponibles.

Por esa razón el secretario ordenó que en el lugar en donde funciona la oficina de protocolo, 3 piso del Capitolio, fuera desalojada para que en ese espacio se pudieran hacer dos oficinas que serán ocupadas por representantes del Centro Democrático.

Eso generó molestia en los trabajadores de ese espacio por considerar que sus funciones se deben realizar en un espacio adecuado ya que allí se maneja todo el protocolo de la Cámara de Representantes.

Por la pelea, integrantes de la oficina de protocolo, han acusado a Mantilla de estar haciendo campaña para su reelección en la secretaría general a través de la entrega de oficinas y para favorecer al uribismo, partido que ahora es mayoría en el legislativo.

El funcionario negó esas versiones e indicó que es la única posibilidad que tiene para poder acomodar a los cinco representantes designados de la Farc.

Lo cierto es que en el Senado ocurrió algo parecido hace unas semanas cuando el senador Andrés García Zuccardi quiso apoderarse de la oficina de protocolo para estar allí desde la próxima legislatura, pero la mesa directiva de esa corporación impidió que se hiciera el trasteo.

En la Cámara no ha ocurrido lo mismo, ya que el presidente de la corporación Rodrigo Lara está fuera del país y colaboradores de Lina Barrera, la primera vicepresidenta, indicaron que ella no se pronunciaría frente a ese tema por no ser de su incumbencia.

Compartir:

Comments are closed.